Vigo sufrirá otra huelga de basuras y el Concello se lava las manos

VIGO

18 abr 2009 . Actualizado a las 02:00 h.

La basura de las calles de Vigo quedará sin recoger desde el próximo 27 de abril si la empresa no cede a las pretensiones salariales de los trabajadores de FCC, que denuncian que perderán entre un 7 y un 10% de poder adquisitivo este año por las exigencias que ha planteado la compañía para el nuevo convenio colectivo.

Los 350 empleados del servicio de basuras de Vigo dejarán sus puestos a las seis de la mañana del mencionado día. Por cada día que transcurra se quedarán en la vía pública entre 350 y 400 toneladas de residuos.

Los trabajadores dicen que el Concello de Vigo no ha cumplido su compromiso de reforzar los turnos de fin de semana. Tras nueve reuniones con la empresa FCC, la compañía mantienen la idea de congelar el plus por antigüedad y quiere eliminar los complementos que reciben los trabajadores cuando están de baja. «Traballamos na rúa, con chuvia e viento e as gripes son moi frecuentes», recordó el presidente del comité de empresa, Rufino Santalices. La empresa también quiere aplicar una subida del IPC real en lugar del previsto.

Los empleados solicitan descansar los fines de semana y que haya una plantilla específica para cubrir los sábados y domingos, lo que supondría unas 130 contrataciones.

Los convocantes de la huelga piden, por adelantado, perdón a todos los ciudadanos, pero insisten en que es la única herramienta que los trabajadores tienen para poder defender sus derechos.

El presidente del comité de empresa, Rufino Santalices, aseguró que llevan desde mayo de 2008 pidiendo una entrevista con la edil del ramo, la socialista Raquel Díaz, pero que, hasta la fecha, no ha accedido a reunirse con los trabajadores. La concejala admitió que sólo se ha reunido con ellos una vez, al principio del mandato.

El alcalde vigués dijo que corresponde a empresa y sindicatos llegar a un acuerdo.