El retorno del grupo nodriza del rock vigués de los noventa

Foggy Mental Breakdown ofrece un concierto en la viguesa sala Iguana Club.


«Será una macarrada total», advierte Rubén Suárez, para referirse al concierto de regreso de Foggy Mental Breakdown. Tras cinco años de entrenamiento mental con el Maestro Yoda, el combo vigués vuelve para quedarse en la galaxia del rock. Claro que la tripulación ha experimentado algunos cambios, una constante durante los trece años de existencia del grupo. Paulo Pascual (ex-Trem Fantasma, Casanovas), Pablo Muñiz (ex-Trem Fantasma, Transilvanians), Óscar Liboreiro (Vindaloo Rockets), Rubén Suárez (ex High Sierras) y Diego de Luis (ex Not Kids Anymore, To Nowhere) conforman la banda del regreso.

FMB nació en 1991 y, junto a Rebelde Rojito, supusieron un cambio de tendencia musical en la escena viguesa, hasta entonces en manos de los protagonistas de la movida de los ochenta. De las filas de esta formación nacieron o se nutrieron grupos tan conocidos en la escena local como Los Tres Sudamaricones, Siniestro Total, Trem Fantasma, The Murrays, Brandel Mosca, The Killer Barbies o High Sierras. «Fuimos una especie de grupo nodriza», apunta Rubén Suárez.

Ahora regresan con aspiraciones de realizar un largo recorrido. «La intención es seguir tocando y grabando, con la ventaja de que ahora podríamos autoproducir nuestros discos; hay algunas grabaciones del pasado que no quedaron como a nosotros nos gustaría», afirma el guitarrista original del grupo. Dentro de poco, aportarán dos canciones al disco Bloody Songs vol.II un doble cd recopilatorio con bandas de todo el estado.

¿Y el sábado qué? «Hemos realizado una selección para quedarnos con los grandes éxitos de la banda», señala Rubén Kenobi Suárez. Esto supone que se podrán oír temas de hace más de quince años y algunas versiones de canciones que les apasionan. ¿Cuáles? «Ah, eso es una sorpresa», responde.

Foggy Mental Breakdown sacaron su complicado nombre de un tema de Steppenwolf y, en 1992, realizaron sus primeras grabaciones con las que editan unas cuantas copias caseras de su primera demo Worn Out Mind , en la que se intuía la trayectoria estilística de toda su carrera: una mezcla de hard rock de los años setenta y garage salpicado de matices de psicodelia pantanosa, punk y blues rock.

Grabaron un EP titulado Pleased to meet you , y el elepé Bizarre days , aunque también varias de sus canciones han estado presentes en discos recopilatorios, muy al uso en la península durante los años noventa. Ahora, han regresado, y dicen que para quedarse.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El retorno del grupo nodriza del rock vigués de los noventa