Los principales personajes vigueses de la llegada del nuevo régimen fueron fusilados cinco años después


La mayor parte de los participantes en la jornada inaugural republicana sucumbieron a la rebelión militar de julio de 1936. El primer alcalde, Enrique Blein, murió en el hospital, cuando estaba preso. Xoán Carlos Abad, en su libro «Cen personaxes en torno a unha guerra», lo considera una víctima de la represión. Martínez Garrido fue fusilado en el cementerio de Pereiró, el 27 de agosto de 1936. Ese mismo día, también era fusilado el socialista Heraclio Botana. Amado Garra Castellanzuelo fue paseado, sin juicio previo, por los falangistas durante aquel triste verano. Otro de los oradores, el maestro Víctor Fráiz, también fue fusilado el 14 de septiembre de 1936, tras entregarse a los sublevados. Su asesinato se produjo en el monte de O Castro.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Los principales personajes vigueses de la llegada del nuevo régimen fueron fusilados cinco años después