Los empresarios presentarán a la nueva Xunta su proyecto del segundo puente sobre la ría

VIGO

04 abr 2009 . Actualizado a las 02:00 h.

La Confederación de Empresarios de Pontevedra (CEP) presentará su proyecto de un segundo puente sobre la ría de Vigo al gobierno entrante de la Xunta de Galicia. «Seguimos apostando por el segundo puente», afirma José Manuel Fernández Alvariño, presidente de la CEP. «La conformación de una área poblacional, juntamente con la península del Morrazo, requiere la construcción un segundo puente; la ampliación del puente de Rande no solucionará los problemas de comunicación, y además, por un poco más de lo que van a gastar, entre doscientos y trescientos millones de euros, se podría hacer un puente nuevo», añade Fernández Alvariño.

El principal argumento que sustenta el proyecto de los empresarios es la conformación de un circuito viario, que permitiría enlazar los puertos de Marín y Vigo en apenas diez minutos. «Nosotros creemos que el puente permitiría enlazar de una forma rápida el norte con el sur de la provincia de Pontevedra; esa conexión también podría ser un icono para la ciudad de Vigo», señaló el presidente de los empresarios.

Cuando la directiva de la CEP hizo su público su proyecto, hace tres años, afirmó que los cuatrocientos millones de euros necesarios para la construcción del puente, podrían financiarse casi al margen de la Administración. Los inversores aplicarían un peaje blando a los vehículos hasta que fuese amortizado el coste de la construcción. Esta circunstancia ha cambiado. «Tendríamos que volver a revisar todo, porque nosotros lanzamos aquella idea hace unos años y ahora las circunstancias han cambiado, pero sigue habiendo ayudas de la Unión Europea que se podrían aprovechar», apunta Fernández Alvariño. «Nosotros hablamos no solamente del puente sino también de una mejoría en las vías de comunicación con el norte de Portugal, porque se trata de un proyecto que lidere la Eurorregión, aunque se beneficie de forma especial Vigo», concluye el presidente de los empresarios.

Alcabre-Punta Balea

Los empresarios proponían hace tres años una estructura que volaría 1.852 metros sobre el mar desde Alcabre (en Vigo) hasta punta Balea (en O Morrazo), a casi 80 metros de altura. Tendría tres carriles de circulación en cada sentido, con una pasarela peatonal acristalada y cubierta en medio y con un cajón central bajo la calzada por el que en un futuro podría circular un metro ligero.

El gobierno de Emilio Touriño rechazó el proyecto de la CEP, al apostar por la ampliación del puente de Rande. Los cálculos del ejecutivo saliente cifraban en algo más de doscientos millones de euros el desdoblamiento del actual puente. La Xunta indicó que tal inversión tendría que ser realizada por Audasa, la empresa concesionaria de la autopista AP-9. La compra de la concesionaria de la autopista por el grupo inversor Citi, que ayer se hizo efectiva, facilitará el inicio de las conversaciones con el Ministerio de Fomento. No obstante, en las últimas semanas, Audasa ya comenzó a realizar mediciones en el entorno del puente de Rande de cara a su futura ampliación.