«El panorama de la música electrónica en Vigo está muerto»

Mauro Rodal se ha consolidado como pinchadiscos en un festival en Asturias


Mauro Rodal lleva los últimos cuatro años de su vida dedicándose en sus ratos libres a la música electrónica y este fin de semana se ha consolidado como pinchadiscos participando en un festival asturiano en el que compartía cartel con primeras figuras nacionales e internacionales.

A Mauro este festival le pilló por sorpresa. Recibió un correo a su cuenta de myspace en el que le ofrecían participar en el Loft.Co 1st Friends Festival en un club de Somio, Gijón. «Ha sido la primera vez que me han contratado de esta manera. Había hablado con los organizadores en alguna ocasión pero no sobre este festival».

Hasta el momento, este joven vigués de 27 años había participado en festivales como el Revoltallo, que cerró el año pasado, pero ninguno de las dimensiones de este. Pinchaba, sobre todo, en fiestas y en pequeños locales. Por eso, tocar en la Loft.Co asturiana suponía una manera de consolidar su carrera como disc jockey. Tenía la oportunidad de tocar en una de las principales salas de Asturias con aforo para 8.000 personas y acompañado por profesionales como Timo Maas o los hermanos Tiefschwarz.

Le tocó salir al escenario en la Inside Room el sábado en hora punta. Eso suponía que tocaba en la sala pequeña al mismo tiempo que dos de los nombres más apetecibles del cartel. Llegó sin nada preparado y empezó a hilar temas. «Nunca preparo nada. Prefiero adaptarme a lo que haya dejado el anterior e ir viendo qué engancha más al público».

En Asturias finalizó a la hora y media y quedó muy satisfecho con la reacción de la gente y con la cultura de música electrónica que se respiraba en el ambiente. «Fue impresionante ver como se iba animando la gente». Además, parece que el festival ha funcionado muy bien y no descarta volver a participar en otra edición.

Panorama complicado

De vuelta a casa, la casa se complica un poco más. En su corta carrera musical Evan Synth ha recorrido la geografía gallega, sobre todo, durante el año pasado cuando su doble yo, Mauro, estaba en paro. Sus sesiones le llevaron por varias salas de Galicia y también por el norte de Portugal.

Ha trabajado como residente en un local de Marín y en uno de As Pontes, lo que le garantizaba una actuación al mes. Aún así, por ahora sigue considerándolo una afición. «Noto que poco a poco la cosa va a más, pero no me considero disc jockey porque no es mi trabajo y no vivo de esto».

Lleva unos meses trabajando de vendedor de electrodomésticos en un centro comercial de Vigo lo que le ocupa completamente las tardes y no le deja mucho tiempo para la música. Los electrodomésticos pueden ahora más que la electrónica.

Los de siempre

El panorama local tampoco se lo pone nada fácil. Mauro dice que las cosas se están poniendo muy duras para los que empiezan ahora. «En Vigo en lo que a música electrónica se refiere el panorama está muerto. Solo hay un par de locales, los de toda la vida, donde tocan los cuatro de siempre». Lo que ocurre lo resume con una simple frase; «la demanda supera claramente la oferta».

Por eso, cree que es necesario que en Vigo surjan nuevos locales que den una oportunidad a la electrónica y que permitan escuchar algo que no sea house comercial.

Quizás por todo esto, próximamente se le podrá ver más actuando en locales de las provincias de Ourense y A Coruña que en su propia ciudad.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
54 votos

«El panorama de la música electrónica en Vigo está muerto»