Los resultados del equipo vigués como local también han echado al público


El Celta de Javier Irureta tenía unos malos números a domicilio pero en su campo era infalible. Eso llevaba a que en la campaña 1997-98, los números rondasen la presencia de 22.000 espectadores en Balaídos.

En la última temporada y media, el Celta solo ha ganado nueve encuentros en su campo de los treinta y seis disputados en Liga. Esto ha echado a la afición de las gradas. Además las victorias conseguidas han sido en su mayoría por la mínima, lo que tampoco hace levantar el entusiasmo de los que acuden cuando su equipo logra los tres puntos en juego. Esta se podría establecer como una causa más para entender lo despobladas que están las gradas en la actualidad. Otra ,que ahora no se regalan tantas invitaciones.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Los resultados del equipo vigués como local también han echado al público