Rita Barberá hace de las generales la revancha de Porro

El PP quiere echar el resto trayendo a Pizarro y el PSOE contraataca con Alonso


Aunque solo el PP augura un cambio en el reparto de escaños en la provincia de Pontevedra, la recta final de la precampaña le ha dado a Vigo un protagonismo del que a priori carecía. La insistencia de los populares en su convencimiento de que pasarán de tres a cuatro diputados, ha hecho repensar a PSOE y Bloque sus estrategias. Los socialistas trabajan para llenar mañana su acto central de campaña en Vigo, que tendrá en As Travesas a Felipe González como protagonista, mientras preparan la llegada del titular de Defensa, José Antonio Alonso, para que tome el relevo de Cristina Narbona -hoy en el Club Financiero- y de Mercedes Cabrera, que abrió la ronda de visitas ministeriales a principios de mes.

El portavoz nacional del Bloque, Anxo Quintana, prácticamente no sale de Vigo. Actos en los astilleros, sobre vivienda, sobre economía, conserveras... y los que vendrán. A pesar de la confirmación del escaño nacionalista de Olaia Fernández que augura la encuesta del CIS, en el Bloque temen que el efecto de la polarización entre PP y PSOE acabe por pasarles factura. Por eso insistirán en las visitas de Quintana y sus conselleiros.

Esperando a Pizarro

Y mientras, el PP sigue elevando su apuesta electoral por Pontevedra y sobre todo por Vigo, convencidos de que es en dicha provincia donde pueden crecer en las generales en Galicia. Los populares han contado en precampaña con Gallardón, Esperanza Aguirre, ayer con Rita Barberá, alcaldesa de Valencia, y además de contar con la presencia de Mariano Rajoy tres días antes del cierre de campaña, ultiman el aterrizaje en Vigo de su fichaje estrella, Manuel Pizarro, para que avive el miedo a la continuidad de un gobierno socialista.

Ese pánico fue ayer mentado por la alcaldesa valenciana, para quien además de reclamar el apoyo ciudadano para el proyecto de Rajoy, «para dar seguridad y estabilidad a España», la cita del 9-M es una auténtica revancha para validar gestiones como la de Corina Porro, «que volverá a ser alcaldesa porque es la más votada».

Apoyo a Corina Porro

Para Barberá, «la eficacia que demostró Corina» es un ejemplo del estilo que el PP propone para España frente a la «desaceleración que genera el PSOE». La alcaldesa levantina, muy instruida en los problemas de la ciudad, no quiso dejar pasar la oportunidad de identificar la desaceleración mencionada con el retraso que acumula la construcción del auditorio vigués, la autovía con Pontevedra o el Plan Galicia. «El auditorio de Vigo está parado por estrategias manipulantes y manipuladoras. La obra del auditorio no debería de haberse parado nunca», añadió la alcaldesa, para quien la situación del edificio de Casa Mar es un ejemplo de la inseguridad con la que los socialistas realizan su gestión.

Ese mismo parón es un ejemplo de la falta de prioridad que el PSOE da a Vigo y a Galicia, según dijo, que afecta también a su tierra. «Zapatero es el peor presidente de la democracia, que además esconde las siglas del PSOE por una alarde megalómano y con una 'Z' que no es más que el símbolo del zorro», dijo. Muy crítica con el presidente del Gobierno central, Barberá lo identificó con los peores talantes políticos del mundo, asegurando que «no hay ningún presidente que diga que le conviene la crispación y la tensión, algo que solo conviene a los mandatarios de las repúblicas bananeras», añadió.

Frente a un panorama negro que la regidora dibujó en política, economía, educación, seguridad y pensiones, para Barberá Mariano Rajoy plantea un futuro fiable, moderado, y sin improvisaciones, que, según auguró volverá a Vigo con Porro en las próximas municipales.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Rita Barberá hace de las generales la revancha de Porro