La vivienda familiar de Fernando Carreras que fue Banco de España


El edificio del Areal se construyó en 1863 bajo la dirección del arquitecto Manuel de Uceda, que proyectó también la Casa Bárcena. Fue la primera edificación indiana de la ciudad, financiada por Fernando Carreras, un comerciante instalado en La Habana que convirtió el suntuoso edificio en su vivienda particular, cuya envergadura y calidad marcaron un hito en el ensanche de Vigo. Tras la Guerra Civil, el inmueble, de 2.778 metros cuadrados, pasó a ser propiedad del Ejército que lo destinó a Gobierno Militar. El Banco de España tuvo aquí su primera sede. Antes había sido Casa das Artes.

Con el advenimiento de la democracia, y coincidiendo con el último mandato de Manuel Soto, el edificio fue cedido por Defensa al Ayuntamiento, que a su vez se lo cedió a la Universidad en el año 1990. Un convenio determinó que se convertiría en Rectorado durante 25 años, renovables por otros 25. El rector Luis Espada aprobó su rehabilitación por 1,3 millones de euros, lo que en la práctica permitió romper la vinculación organizativa que todavía mantenía la Universidad de Vigo con la de Santiago. En el año 2002, Zona Franca, a través de su entonces delegado Pablo Egerique, negoció la adquisición del histórico inmueble para convertirlo en sede de este organismo, un propósito que no llegó a concretarse.

Tampoco triunfó el deseo de la Diputación de Pontevedra, que puso sus ojos en la antigua vivienda de Fernando Carreras para convertirla en la delegación viguesa del organismo provincial. Fracasó también la Agencia Europea de Pesca, a pesar de que el ex comisario Franz Fishler, durante una visita a Vigo, le dio el visto bueno al edificio ubicado en la confluencia de las calles Areal y Oporto.

Alcaldía por un año

El Ayuntamiento recuperó el inmueble en marzo del 2006 y unos meses después lo convertía en sede de la alcaldía. A la una de la tarde del 23 de octubre de ese año, la ex regidora Corina Porro recibía su primera visita oficial en el despacho de Areal. Una utilidad que duró poco, concretamente hasta que el socialista Abel Caballero sustituyó a la regidora popular y determinó que mantener la alcaldía alejada del Ayuntamiento era poco operativo. Desde entonces, uno de los mejores edificios de Vigo permanece infrautilizado. Se usa para actos protocolarios y se ha anunciado que albergará toda la pinacoteca del Museo de Castrelos. Desde ayer, es también un lugar para casarse.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La vivienda familiar de Fernando Carreras que fue Banco de España