Los alumnos de cerámica de Nigrán se quedan sin sede

A. Martínez

VIGO

16 nov 2007 . Actualizado a las 11:52 h.

El futuro de la escuela municipal de cerámica ha abierto la polémica en Nigrán. Medio centenar de alumnos se concentraron ayer ante el Ayuntamiento para reclamar un espacio donde poder desarrollar su actividad en buenas condiciones.

El edificio que utilizan desde hace dos años en Telleiras será demolido próximamente para cumplir una orden de la Xunta porque el anterior gobierno local lo construyó sin licencia municipal en suelo protegido.

El plazo para ejecutar el derribo ya finalizó el pasado lunes. Los nuevos regidores locales gestionaron ante la consellería de Educación el traspaso de la gestión de la antigua escuela municipal de Cotros con el fin de no interrumpir la actividad de la escuela.

Una brigada municipal trabaja desde hace una semana en el acondicionamiento de las aulas. Sin embargo, esta propuesta no convence a los usuarios de la escuela porque afirman que no es lo suficientemente amplio como para que quepa toda la maquinaria que utilizan para la manipulación del barro.

El teniente alcalde, David Giráldez, insistió ayer en que al Ayuntamiento no le queda más remedio que proceder a la demolición y que el origen del problema está en la decisión del anterior gobierno de optar por hacer una obra ilegal en lugar de proceder a una modificación puntual de las normas. Explicó que la única alternativa que existe es la escuela de Cotros, puesto que el Ayuntamiento carece de más instalaciones. Incluso las escuelas municipales de música o de pintura tienen que desarrollar sus actividades en colegios del municipio.

«Es imperdonable haber llegado a este estado después de dos años», manifestó ayer una de las alumnas. Los afectados reclaman un lugar estable para dejar de ser una escuela itinerante, dado que desde que se fundó hace más de 20 años, han estado ya en cuatro diferentes emplazamientos.

A pesar de la precariedad con la que han tenido que trabajar siempre, es la escuela municipal de cerámica más antigua de Galicia y se ha labrado un gran prestigio por la organización de seminarios internacionales.