La saturación del Xeral obliga a hacer colas de hora y media para pedir cita

Las demoras sanitarias han disparado las quejas de los pacientes hasta las 5.000 anuales El Sergas reconoce los problemas y los atribuye a un aumento puntual de la demanda


vigo

Cientos de pacientes vigueses se vieron ayer atrapados durante una hora y media en la cola de citas para el especialista del hospital Xeral. El colapso a media mañana llegó a ser tal que la fila rodeaba todo el hall del complejo hospitalario, para indignación de los pacientes y desesperación del personal sanitario. «Llevamos así varios días y no sé por qué es. Estamos funcionando a tope pero no damos hecho», comentaba a La Voz una enfermera, después de hacer la misma aclaración a algunos de los pacientes más hastiados de esperar.Sus razones tenían. Ayer no hubo nadie entre las 10.00 y las 14.45 que aguardase menos de una hora para hacerse con una cita. «Llevo aquí desde las nueve y media, son casi las doce y mira lo que me queda», se lamentaba Adela, una viguesa que acudió a pedir turno para su marido y se quedó casi dos horas atascada en un pasillo con dos metros de ancho y muchos grados de temperatura. Junto a ella, padecían el mismo suplicio cientos de personas: niños colgados de la mano de sus madres, señoras mayores dobladas sobre sus muletas, embarazadas de muchos meses sin sitio para sentarse y ancianos asfixiados por el calor del Xeral. De ahí las quejas. «Esto es inhumano, tercermundista, y va a peor. Hace unos meses esperabas una hora, pero es que esto ya es insoportable», comentaba Vicente, un septuagenario condenado a guardar fila con su bastón y sus graves problemas de espalda durante más de hora y media.«Esto no puede seguir así»Al lado de Vicente protestaba Teresa, una paciente sin paciencia. Su aguante y su comprensión, explica, se los llevaron varios años de listas de espera interminables y jornadas completas dedicadas a hacer cola para pedir cita: «Es que esto no puede seguir así, de verdad. Vengo bastante, y no por gusto, eso está claro, así que ya sé que la única solución es llegar a las 8.30 horas, pero ni con esas, porque ya a esa hora hay gente esperando. Ahora a los del Sergas sólo les queda decirnos que la culpa es nuestra, que cada vez nos ponemos enfermos más veces, como he leído alguna vez en los periódicos».Otro colapso «puntual»Lejos de eso, en Sanidade reconocían ayer los problemas, aunque no le encontraban más explicación que un «aumento puntual de la demanda». Y ya van unos cuantos «aumentos puntuales» en los últimos meses. Tantos que en los sindicatos sanitarios y en los colectivos de médicos hablan abiertamente de «colapso» y de «graves problemas estructurales». «No sé cómo se atreven a hablar de problemas puntuales. ¡Pero si hay un problema puntual cada pocos días! Que digan claramente lo que pasa: falta personal y falta espacio. Y falta desde hace muchos años», argumentaba a La Voz un doctor de la Plataforma médica Diez Minutos, que defiende la contratación de más de 600 facultativos que contribuyan a aliviar los problemas asistenciales desde las consultas de Atención Primaria.Los datos y los hechos parecen darles la razón. En el último año, los esfuerzos realizados por el Sergas para reducir la lista de espera de Vigo (la más larga y nutrida de Galicia) han resultado tan infructuosos que el tiempo medio de retraso ha aumentado. De la treintena de especialidades médicas que ofrece la sanidad pública del área de Vigo, sólo siete han mejorado su situación. El resto acumulan demora sobre demora, para generar entre todas una espera media de 93 días y una bolsa de 51.000 pacientes aguardando turno. En este contexto, extraña poco que el número de quejas de los pacientes engorda sin freno. En los últimos dos años, el número de protestas formales presentadas por los vigueses ante la oficina de atención al paciente se ha incrementado un 50,7%, hasta alcanzar las casi 5.000 anuales (4.953). Y de ellas, casi el 60% tienen su origen en las listas de espera y las demoras en la atención, según detallan en el Sergas. El principal motivo de queja son los retrasos en las operaciones, que generan el 22% de las reclamaciones, tantas como originan las esperas por consultas externas, que tardan en llegar mucho más de lo que reconocen las estadísticas oficiales. Podían demostrarlo ayer unos cuantos pacientes vigueses, que después de hacer cola ayer durante casi dos horas en el hospital Xeral-Cíes para lograr una cita, deberán ahora esperar hasta el año 2008 para pasar por la consulta de su especialista.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La saturación del Xeral obliga a hacer colas de hora y media para pedir cita