Estalla la tensión en la Gerencia días antes de la exposición del Plan General

El detonante fue el debate de una moción del BNG sobre el traslado de una industria en Teis Mauricio Ruiz (PSOE) y Chema Figueroa (PP) protagonizaron un tenso debate


vigo

La elaboración del nuevo Plan General de Ordenación Municipal (PGOM) sigue avinagrando las relaciones en el seno de la corporación municipal, con el PSOE en una trinchera y en la otra los grupos nacionalista y popular. La tensión latente estalló ayer en la Gerencia de Urbanismo a propósito de un tema puntual como es la propuesta de traslado de una industria establecida en la costa de Teis. Fue presentada por el Bloque pero a cuenta de ella se enfrentaron los portavoces socialista y popular; los nacionalistas esta vez optaron por quedarse en un segundo plano.La tormenta estalló con la intervención de Ruiz, quien se fijó en el detalle de que el BNG felicitaba en su moción al concejal de Urbanismo del PP y al gerente por las negociaciones con los vecinos para resolver el conflicto del PERI del monte de A Guía. También recordó que el citado plan lleva siete años en fase de ejecución y que no es precisamente un ejemplo de buena gestión ya que además se han detectado errores. Estas palabras provocaron un gran enfado en José Manuel Figueroa, quien ayer presidía la sesión del consello por ausencia de la alcaldesa. El titular de Urbanismo se refirió más que nada al proceso de debate del nuevo Plan General, en el que los socialistas se oponen a un documento que respaldan PP y BNG. Hizo una cerrada defensa de su tramitación y de lo que consideró postura abierta y transparente del gobierno municipal.Anhelado consensoMencionó también a diversos colectivos que se oponen al proyecto de plan, asegurando que los problemas que plantean están en vías de solución. En este contexto mencionó a los vecinos de la depuradora del Lagares. Su advertencia final fue que el plan será aprobado «con un altísimo grado de consenso».Respecto a Teis, aseguró que las conversaciones con los vecinos buscan solucionar los problemas existentes. Reconoció la existencia de varios contactos, que se habían intensificado tras la presentación de 12.000 alegaciones contra el proyecto de A Guía. En este contexto de tensión verbal los nacionalistas optaron esta vez por no participar en la discusión. Toba comentó únicamente aspecto relacionados con la moción, que por otro lado fue aprobada por todos con la excepción del galeguista Manuel Soto. Respecto a la felicitación al edil del PP, precisó que lo hacían por sus negociaciones con los vecinos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Estalla la tensión en la Gerencia días antes de la exposición del Plan General