EasyJet mantiene su interés por Vigo pero comienza a operar desde Alvedro

Miguel Á. Rodríguez VIGO

VIGO

La Xunta opta porque la segunda operadora de bajo coste en Galicia se instale en A Coruña La compañía sigue estudiando volar desde Peinador hasta Londres, París y Canarias

04 ene 2005 . Actualizado a las 06:00 h.

La apuesta de la Xunta de Galicia por el aeropuerto de Alvedro ha sido al final determinante para que la compañía de bajo coste EasyJet confirmase esta misma semana su instalación en la terminal coruñesa, desde donde comenzará a operar un vuelo diario vespertino a Londres a partir del día 27 de marzo. La decisión no afecta, sin embargo, a las conversaciones iniciadas por la Diputación de Pontevedra para que EasyJet trabaje también desde el aeródromo vigués de Peinador. Ayer mismo, fuentes próximas a la negociación afirmaron que el inicio de la actividad en A Coruña no desbarata los planes de que esta operadora de bajo coste, la de mayor presencia en España, consolide tres vuelos desde la terminal viguesa hasta Londres, París y las islas Canarias. En esta ocasión, el crecimiento experimentado por Peinador en los últimos años ha jugado, curiosamente, en su contra. Esa espectacular subida, que sitúa al aeropuerto vigués al borde del millón de pasajeros cinco años antes de lo previsto, fue uno de los principales argumentos de la Xunta para apoyar económicamente la instalación de EasyJet en Alvedro. En opinión de los responsables autonómicos, la terminal coruñesa tenía menos posibilidades de crecimiento sin una operadora de este tipo, mientras que la actividad industrial y económica del área viguesa garantizan el crecimiento de su aeropuerto. Semejante suposición, sin embargo, no es compartida por los técnicos aeroportuarios vigueses, que aseguran que el mercado de negocios y de trabajo en la terminal viguesa está creciendo a un ritmo similar al que experimenta el mercado de viajeros que usan el avión para sus desplazamientos de ocio. Las autoridades locales llevan dos largos años negociando con EasyJet en un intento de que esta compañía opere desde Vigo. Los técnicos de la compañía británica siguen pendientes de valorar mercado y costes para negociar las ayudas económicas precisas en Peinador. Mientras, la Xunta financia su asentamiento en Alvedro.