Ojalá que siga la inspiración

La Mirilla


El pabellón de As Travesas fue el escenario elegido por Silvio Rodríguez para cerrar su corta gira española. No creo que tenga queja el músico cubano, porque no sólo vendió en un plis-plas todo el aforo, sino que sus incontables fans ya le ofrecieron el martes un aperitivo de lo que podía ser el concierto. En la Casa del Libro, donde presentó su Antología , no cabía ni un alfiler. Y nadie quería que el acto acabara. Muchos de los que allí estaban no habían nacido cuando grabó su Ojalá y, sin embargo, le recibieron entonando la canción a una sola voz. Ha llovido mucho desde que, en 1975, vio la luz Días y flores , su primer disco. Se lo dedicó a su hija Violeta. Tal vez tanta lluvia ha dulcificado su espíritu revolucionario. O tal vez, como el propio Silvio puntualizó, prefiere hablar de según qué cosas en según qué escenarios. Lo que es seguro es que la luna va a seguir saliendo en Cuba cada día. Con o sin permiso de Fidel.En este caso habrá que esperar unas semanas, pero está garantizado. Mayumaná desembarcará en Vigo el próximo mes con su peculiar y exitosa puesta en escena. No es fácil encuadrar a estos chicos, capaces de mezclar con grandes dosis de ingenio teatro, danza, música... todo lo que uno pueda imaginarse sobre un escenario. Salvando las distancias, podría aplicárseles aquella célebre frase de un reputado crítico neoyorquino a próposito de la primera actuación de Lola Flores en un teatro de la ciudad de los rascacielos: «no baila, no canta, pero no se la pierdan». Pues eso.En el Meixoero acabó ayer el rodaje de Tempos de espera , un documental de Producciones Vigo que, dirigido por Manuel Barbeito y Carlos Hervella, cuenta, en primera persona, cuatro historias vitales de personas que viven sus diferentes y particulares esperas. Un anciano que cree iniciada su cuenta atrás, un joven que lleva más de dos años aguardando un transplante de riñón, una maltratada que quiere que el juez dicte sentencia, y una mujer a la que su marido contagió el sida. El documental verá la luz en noviembre.No es un error ortográfico. Así debe sonar en Shanghai el vino de denominación más famoso de la provincia. Y es que el Consello Regulador participa estos días en Food&Hotel, una de las ferias de alimentación más presitgiosa del mercado asiático. Como les guste el producto, que les va a gustar, ya pueden empezar los bodegueros a plantar albariño a todo pasto. Que en China otra cosa no, pero paladares hay a mazo. Avisados quedan.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Ojalá que siga la inspiración