1-1 | El Granadilla excava la tumba del Deportivo femenino y queda a expensas de un milagro

Iván Antelo A CORUÑA

DÉPOR FEMENINO

MARCOS MÍGUEZ

Será equipo de Segunda este fin de semana si hoy gana el Betis y mañana lo hacen el Eibar y el Rayo

05 jun 2021 . Actualizado a las 23:04 h.

El tiempo del Dépor en Primera Iberdrola se agota. El empate contra el Granadilla (1-1) le deja con pie y medio en Segunda y, de hecho, podría ser matemático este domingo si se dan una serie de resultados. En concreto, si esta tarde gana el Betis (visita al Sevilla); y mañana lo hacen el Rayo Vallecano (recibe al Santa Teresa) y el Eibar (juega en Logroño). Las pocas opciones de salvación que le quedan pasan por ganar sus dos partidos y esperar que uno de sus tres rivales no sume más de dos puntos en los tres partidos que les faltan. Las blanquiazules lo dejaron todo sobre el campo, pero su esfuerzo no fue suficiente para lograr la victoria, el único resultado que le valía.

La primera parte fue muy igualada. Las coruñesas intentaron hacer daño por las bandas, tanto con las carrileras Cris y Eva Dios como con las delanteras Peke y Athenea; mientras que las tinerfeñas crearon peligro a balón parado y con arrancadas de Martín Prieto, todo un portento físico.

Los primeros avisos fueron locales y tuvieron a dos protagonistas. Las de siempre. Athenea hizo daño con una carrera por banda izquierda y su centro raso al área fue despejado con apuros por Pisco (5); mientras que poco después los papeles se invirtieron y el centro desde la derecha de la vizcaína se paseó por el área pequeña, sin que la cántabra llegase por poco al remate (6) También el Granadilla metió el susto en el cuerpo a las blanquiazules con una falta lejana de Pisco, en la que Sullastres se pasó de largo en la salida a la hora de atajarla y despejó Noe Villegas (9).

Las ocasiones más claras llegaron en el tramo final de la primera mitad. Primera fue el Granadilla, en una pérdida en la salida de balón, en la que Ainoa Campo dio un mal pase hacia atrás y María José desperdició la acción con un remate alto (26). Acto seguida fue Peke la que cazó una contra, se sacó de la manga un gran pase a Athenea, que llegó muy forzada al mano a mano y se llevó el golpe y la parada de Aline (28). Gaby se sumó poco después con una genialidad de las que pagan entradas. Un caño en la línea de fondo, pisando el balón, pero su centro no encontró remate (31). Con varias carreras que generaron córneres para el cuadro local, pero sin grandes consecuencias para el Granadilla, se llegaría al descanso.

Tras l intermedio, las cosas no se le pudieron poner peor al Dépor. Allegra se quedó sola en la banda derecha por un mal ajuste defensivo de las blanquiazules y encontró a Martín Prieto en boca de gol para hacer el 0-1 (51).

Un centro-chut de Alba Merino, envenenado por el viento, pudo servir de empate al cuadro local poco después, pero Alinea realizó una gran parada (57). Tras esa acción llegaron varias más con peligro, pero el Granadilla se mantuvo serio en defensa.

En el momento en que el arrebato coruñés quedó apaciguado, Manu Sánchez reaccionó con un cambio de sistema. El técnico sacrificó una central (Villegas) e introdujo el talento de Lía, para que se inventase líneas de pase hacia Peke y Athenea.

La coruñesa fue objeto de un claro penalti en el minuto 73. Un agarrón dentro del área que cortó en seco su escapada, pero la colegiada no vio nada punible y Athenea se llevó la tarjeta por protestar. Alinea volvió a salvar el empate en el 77 en una buena falta directa botada por Alba Merino.