El Deportivo femenino ya tiene media plantilla para la próxima temporada

Diez futbolistas tienen contrato en vigor para la campaña 2020-2021 y en las próximas fechas renovarán más

AFP7 Europa P

A Coruña

El Deportivo ya se ha asegurado que contará para el próximo ejercicio con una buena base de jugadoras de la presente temporada. El buen papel en el presente campeonato y las limitaciones económicas (es el presupuesto más bajo de la liga) no están impidiendo que la mayoría de futbolistas acepten seguir vistiendo de blanquiazul.

Desde enero, ya han prorrogado su contrato Esther Sullastres, Cris Martínez, Iris Arnaiz, Peke y Athenea del Castillo. A las cinco se suman otras que ya tenían contrato en vigor como las venezolanas Gaby, Michelle Romero y Kika y las colombianas Carolina Arbeláez y Lorena Bedoya (firmaron en diciembre con una opción de prórroga). Es decir, más de la mitad de la actual plantilla.

Del resto, la mayoría tienen oferta de renovación encima de la mesa. Algunas con negociaciones muy avanzadas, pendientes solo de la firma (el coronavirus ha retrasado la oficialidad de al menos dos). Otras, como el caso de Misa, se están dilatando mucho en el tiempo y ya no está tan claro que vayan a seguir. «Estoy hablando ya con el Dépor y estoy a la espera. Es un tema que intento evitar porque estamos en febrero. No me interesa ahora mismo. En marzo quizás me interese más», explicaba la canaria hace mes y medio a La Voz. Su buena primera vuelta de campeonato ha despertado el interés de muchos clubes, entre ellos el de un grande.

«Es normal que mucha gente mire hacia el Dépor y hacia sus jugadoras por lo que hemos hecho este año. Yo tengo la confianza de que la gran mayoría seguirán con nosotros porque están a gusto aquí. Humildemente, creo que las cuidamos mucho, es nuestra mayor preocupación, y están en un buen lugar para crecer y disfrutar del fútbol. ¿Si van a renovar todas? Las decisiones las van a tomar ellas, con sus familias y sus agentes, pero está claro que el mercado ha cambiado, y nosotros tenemos las posibilidades que tenemos, pero somos un proyecto ambicioso para cualquier jugadora que quiera desarrollarse», explicaba recientemente Manu Sánchez.

La santiaguesa Nuria Rábano es otra de las que tiene la proposición de continuar encima de la mesa. «Espero seguir de blanquiazul y durante mucho más tiempo. Yo estoy aquí muy cómoda. Pero bueno, al fin y al cabo esto es fútbol y no todo depende de mí. A ver cómo acaba la temporada, pero yo espero seguir mucho tiempo aquí», explicó a La Voz en una entrevista reciente.

Otro de los casos especiales es el de Teresa Abelleira. Su condición de internacional sub-20 y su buena temporada han llamado la atención de la Primera Iberdrola. A favor del Deportivo juega que la pontevedresa está muy a gusto en la que ya es su casa y que siente el blanquiazul como pocas. Además, el equipo coruñés le da la posibilidad de sentirse importante. Ella quiere seguir.

Contratos a largo plazo

Esta temporada, Pablo Pereiro se está teniendo que emplear a fondo para hacer un equipo de cara a la próxima temporada prácticamente desde cero. La idea es no encontrarse en la misma situación en los próximos meses. De ahí que intente que las renovaciones sean por más de un año. Peke se comprometió hasta el 2023 e Iris hasta el 2021 prorrogable hasta el 2022. Sullastres y Cris Martínez también firmaron dos años, mientras que Athenea del Castillo es la única que vería finalizado su contrato el 30 de junio del 2021. La cántabra es otra de las que ha llamado muchísimo la atención del fútbol español, pero que quiso seguir porque se encuentra encantada en la ciudad y en el club.

El juego psicológico de As nosas para pasar la cuarentena del coronavirus

Iván Antelo

Las futbolistas del Deportivo femenino, aisladas cada una en su ciudad, realizan una actividad diaria conjunta a través del wasap con la idea de fomentar la unión y el sentimiento de equipo

Unos minutos antes de las dos de la tarde, del pasado 1 de marzo, la plantilla del Deportivo femenino entraba en éxtasis. El equipo acababa de remontarle un 3-0 al Tacón en los últimos nueve minutos de partido, para acabar ganando 3-4. Fue la última hazaña de un grupo que desde entonces no ha vuelto a competir. El parón internacional de selecciones y ahora el coronavirus las han mantenido inactivas.

La situación de alarma motivada por el COVID-19 y las medidas de aislamiento adoptadas por el Gobierno han motivado que además ni puedan entrenar. Casi todas se han marchado a sus ciudades de origen, alguna a más de mil kilómetros de distancia. Una circunstancia que, sin embargo, no ha impedido que sigan en contacto unas con otras, realizando trabajos colectivos, tirando de ingenio y de tecnología.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El Deportivo femenino ya tiene media plantilla para la próxima temporada