«Toca aprender»

El Dépor femenino asume con entereza la derrota que les deja sin ascenso a Primera

.Deportivo femenino
Deportivo femenino

A Coruña

«Fue un día para aprender y crecer. Hoy [por ayer] vuelve a ser lunes y nos vamos a levantar». Así resume Tere Abelleira el que ha sido uno de sus días más duros como futbolista. La capitana del Dépor fue una de las más afectadas por la derrota del domingo contra el Oviedo (0-2), que les deja prácticamente sin esperanzas de ganar la Liga de Segunda y de jugar por el ascenso a Primera. La subcampeona de Europa sub-17 se retiró a los vestuarios llorando, interrumpiendo incluso una entrevista, pidiendo disculpas, incapaz de articular palabra.

Manu Sánchez, el entrenador, fue otro de los más afectados. Se quedó en la banda, quieto, reflexivo, digiriendo una derrota con la que no contaba. Dejó que el público aplaudiera a sus jugadoras y él se quedó atrás, en un segundo plano. «Con la perspectiva del día después y tras volver a ver el partido, me siento muy orgulloso de toda esa gente que estuvo apoyando hasta el final, pero sobretodo de todas y cada una de nuestras futbolistas. Para lo bueno y para lo malo esto es el Dépor», explica.

También Míriam, la voz de la experiencia en el vestuario blanquiazul, reconoce que aún no se quita de la cabeza el partido. «No dejo de repasar una y otra vez cada momento de ese domingo. Esto no se ha acabado, nos queda mucha guerra que dar y mucha camiseta que sudar. La derrota ha dolido y mucho, pero este equipo sigue siendo ambicioso y esto nos servirá para aprender», señala.

Una lectura con la que también se queda Nuria, toda una campeona de Europa sub-19 que tampoco pudo contener las lágrimas. «Sabíamos que iba a ser un día difícil, que había que darlo todo y así se hizo. Ellas [el Oviedo] también juegan, también nos han estudiado... Sí, yo también me derrumbé al escuchar el final, pero no se puede hacer nada ya. Por eso pido disculpas porque no teníamos que haber mostrado aquella cara [de desolación] hacia cientos de personas cuando deberíamos estar orgullosas. Pero la rabia, la impotencia, el querer al equipo, te hace explotar. Te hace eso, llorar. Esto solo nos hará aprender».

Con pocas esperanzas de que el Oviedo pierda algún partido de los tres que faltan, al Dépor solo le queda asumir que deberá pasar otro año en Segunda y con el actual formato.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

«Toca aprender»