El Dépor muere en la orilla

Iván Antelo A CORUÑA

DÉPOR FEMENINO

Tras liderar todo el campeonato, pierde con el Oviedo (0-2)  la primera plaza a falta de tres jornadas y podría quedarse sin «play off» cediendo solo 5 puntos en todo el campeonato

25 mar 2018 . Actualizado a las 22:39 h.

Dos goles de Isina en sendos contragolpes, uno en cada parte, convirtieron al Real Oviedo en triunfador de la final por el título que jugó en Arteixo contra el Dépor (0-2). Las coruñesas, líderes durante toda la competición, imbatidas hasta la jornada 23, dicen prácticamente adiós a la posibilidad de ganar la liga regular y de jugar la fase de ascenso. Solo cinco puntos perdidos en todo el campeonato y presumiblemente se quedarán sin play off. Daño colateral de un sistema de competición arcaico y que deja en evidencia el desprecio que la Federación Española tiene hacia el fútbol femenino. A falta de tres jornadas, las asturianas tienen una ventaja de dos puntos más el golaveraje, con lo que las blanquiazules solo podrán quedar primeras si lo ganan todo y las azulinas pierden un encuentro. Algo poco probable teniendo en cuenta la dinámica del actual campeonato (palizas del Oviedo y del Dépor hacia sus rivales).

No fue el mejor partido de las coruñesas, quizás excesivamente responsabilizadas de lo que se jugaban en el envite. Pero aún con todo, gozaron de las mejores ocasiones, tanto en los primeros minutos como en el tramo final del encuentro. Las visitantes, acostumbradas a jugar este tipo de partidos de alta presión, exhibieron músculo en la medular y ganaron gracias a la rapidez y eficacia de su delantera Isina. La ariete de Infiesto, con experiencia en Primera División, aprovechó su velocidad punta para marcar sus dos goles en sendos contragolpes.

Manu Sánchez apostó finalmente por jugar con tres defensas (Mérida, Míriam y Raquel). Pobló la medular con su cuadrado mágico (Iris, Tere, Lía y Kika), dejó las bandas para Cris y Peke y a Gaby en punta. La estrategia le funcionó en los primeros 25 minutos, en los que acumularon cuatro llegadas con peligro: una parada de Cheda a Gaby en el 5; una falta directa de Tere que rozó el larguero en el 13; un disparo desde la frontal de Cris tras una buena jugada entre Iris, Peke y Gaby en el 17; y un una para una de Kika con Cheda en el 26.