Evitar a los niños presiones y responsabilidades inadecuadas para su edad

José Velo Gantes

CANTERA

Cadetes del Deportivo y del San Tirso, en la eliminatoria por el título de su categoría, en Abegondo
Cadetes del Deportivo y del San Tirso, en la eliminatoria por el título de su categoría, en Abegondo MARCOS MÍGUEZ

24 may 2022 . Actualizado a las 10:03 h.

La sociedad actual se caracteriza, entre otras cosas, por que todo va muy deprisa y a esto no son ajenos los niños y niñas que se inician en el fútbol a través de las canteras. Casos en los que a los 11 o 12 años son captados por clubes de élite, originando la consiguiente alteración del entorno familiar natural y social al tener que cambiar de ciudad e irse a una residencia.

No se deja a los niños ser niños, transformándolos aceleradamente en adultos e impidiendo la convivencia diaria con padres, amigos y entorno. Desde el punto de vista psicológico, estos jovencísimos aspirantes a futbolista profesional están en una etapa de desarrollo evolutivo en la que se está construyendo su autoestima y autoconcepto, que desempeñan un papel básico en la cimentación de su personalidad.

Si un niño está hoy en el Deportivo, por ejemplo, no hay justificación, más allá de la económica (cuidado con ella) para que se vaya a edad temprana a otra cantera del fútbol español. Dispone de unas magníficas instalaciones, entrenadores titulados con experiencia, preparadores físicos, analistas, cuadro médico completo y un psicólogo especialista en psicología deportiva. Y, fundamentalmente, está en su casa, no teniendo que sufrir una ruptura con su familia, medio social, colegio, amigos... Esto deben valorar los padres con mucha calma antes de tomar una decisión tan importante, analizando y explicando al niño sinceramente pros y contras.