El Fabril vuelve del infierno

Perdía 2-0 a los veinte minutos y estaba siendo muy inferior a su rival, pero una absurda expulsión lo hizo revivir

.

El Fabril regresa con vida del mítico Francisco de la Hera. Y no es poco, porque a la media hora el Extremadura le estaba pintando la cara y el filial parecía un juguete roto en sus manos. Pero la absurda expulsión del central local Borja, en dos acciones ridículas, permitió a los coruñeses volver al partido y a la eliminatoria. Al final, los blanquiazules regresan a A Coruña con un 2-1, que intentará remontar el sábado (17 horas) en Abegondo.

Munúa apostó de inicio por un once muy similar al planteado en las últimas jornadas. El único cambio fue la sorprendente suplencia de Edu Expósito. El uruguayo lo sacrificó para fortalecer la medular con la entrada de Gaizka y la experiencia del capitán Queijeiro. Arriba, Luis Fernández y Uxío repitieron como pareja de delanteros.

La primera media hora fue de auténtica pesadilla. El Extremadura, espoleado por un Francisco de la Hera que vivió un ambiente de Primera, salió en modo apisonadora y desarboló la zaga visitante a base de velocidad y verticalidad. Enric Gallego se aprovechó de un error defensivo para anotar el 1-0, Jairo perdonó el segundo poco después cuando tenía la portería a su favor; y Carlos Valverde completó la tragedia en el 16. Los locales eran infinitamente superiores y amenazaban con sentenciar incluso la eliminatoria.

Pero todo cambió a la media hora. El Extremadura se quedó con diez, tras dos amarillas absurdas al central Borja, y el Fabril vio su oportunidad para regresar del infierno. Un centro de Blas fue rematado por Uxío a la red (min 33) y, con el 2-1 y un jugador más, al filial se le abrió el horizonte. El equipo de Munúa pasó a dominar a su rival.

Y lo cierto es que los coruñeses tuvieron opciones para empatar en la hora final. Sabas rehízo a su Extremadura con un 1-4-4-1, con el que nunca renunció al ataque. El Fabril tuvo el balón, pero los locales también salieron con peligro a la contra. La entrada de Bicho le dio mayor intención al equipo de Munúa, que tuvo varias ocasiones para marcar en los minutos finales. Por ejemplo, un disparo de Gaizka desde la frontal que atrapó con problemas Manu García. También Álex Díez puso el nudo en la garganta de los visitantes con un disparo que se marchó rozando el palo. Al final, 2-1. Decidirá Abegondo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
18 votos
Comentarios

El Fabril vuelve del infierno