Once obreros pueden con todo

Recital de fútbol colectivo del Fabril (1-0), que se sobrepuso a las ocho bajas a base de orden y gracias a un golazo descomunal de Borja Galán

Borja Galán, en el Fabril-Navalcarnero
Borja Galán, en el Fabril-Navalcarnero

A Coruña

En un duelo que nacía de nalgas, con ocho bajas concentradas en el eje central de la defensa y el ataque, el Fabril apeló al trabajo para sacar adelante un partido que se antojaba clave para seguir peleando por el play off de ascenso. Victoria del filial con tintes épicos (1-0), en un encuentro extraordinariamente serio en defensa que resolvió con una genialidad de Borja Galán. El extremo madrileño marcó el gol de la jornada y, posiblemente, de la temporada. Un centro de rosca al segundo palo del zurdo Diego Caballo, que engatilló en el aire de media volea para desatar la admiración y la locura en Abegondo.

«¡Juntos, juntos!», explicaba insistentemente un Munúa más activo de lo habitual. El técnico uruguayo gritaba cada acción. «Presiona», «baja», «cierra», «al medio»... No permitió ni un respiro a sus muchachos, que cumplieron con creces todas sus exigencias.

Porque no es fácil anular a un equipo como el Navalcarnero. Y el Fabril lo hizo. El cuadro madrileño solo dispuso durante todo el partido de dos disparos y fueron desde la frontal (un tiro raso de Joaquín en el minuto 7 y una volea de Cifo en el 77), que además se fueron fuera. Francis, que tuvo que ser atendido en dos ocasiones por sendos golpes, solo se vio inquietado con largos lanzamientos de saque de banda, siempre al punto de penalti.

En el Fabril destacó sobremanera Edu Expósito. El mediocentro catalán llevaba unos meses rindiendo a menor nivel de lo que acostumbraba (incluso Munúa lo sentó un partido en el banquillo), pero ante el Navalcarnero volvió por sus fueros sentando cátedra en la distribución. También brillaron los laterales (Blas y Lucas) y los extremos (Caballo y Galán), al igual que un Carlos López que realiza un labor de recuperación impagable.

Al cuadro coruñés solo se le puede poner un pero. La falta de eficacia. Es verdad que marcó en su primer remate a puerta, y qué golazo, pero perdonó al Navalcarnero cuando consiguió acorralarlo y eso casi le cuesta un disgusto. Jardel aportó pelea, brega, pero volvió a desafinar en ataque. Erró en boca de gol un centro raso de Edu Expósito, en la última jugada de la primera parte; también un regalo de Caballo en el 59 que lo dejó solo ante el meta rival; y no llegó a un gran pase de Blas en el 68. Tres jugadas que merecían el gol, como también dos remates de Edu (en el 46, tras un pase de Galán que salvó un defensa; y, en el 64, un trallazo desde fuera del área que el portero mandó a córner).

El Fabril perdonó y casi lo paga a medida que sus jugadores se quedaban sin aliento. Menos mal que pudo defender con 12 los últimos minutos. Félix, la borrasca, echó una mano en los últimos compases, frenando algunos ataques del Navalcarnero.

Al final, victoria justa y regreso a la zona de play off.

Ficha del partido

Francis; Blas, Gaizka, Raúl González, Lucas; Carlos López (Queijeiro, min 86), Edu Expósito; Borja Galán, Martín Bengoa, Diego Caballo (Romay, min 91); y Jardel.

 Isma Gil; Syevens, Jesús, Acosta, Sergi; Fran Santano (Ónega, min 58), Molina, Cidoncha, Barbosa (Cifo, min 76); Joaquín y Édgar (Llario, min 68).

Gol: 1-0, min 7: Borja Galán.

Árbitro: Carbales Gómez (colegio asturiano). Mostró tarjeta amarilla a los locales Martín Bengoa, Carlos López y Gaizka Martínez; y a los visitantes Joaquín y Cidoncha.

Incidencias: duelo perteneciente a la jornada 29 del grupo 1 de Segunda B celebrado en Abegondo ante 1.500 espectadores.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Once obreros pueden con todo