«Llegué a pensar que con la lesión de Joselu tendría mi oportunidad»

A diario se ejercita con el Dépor, pero el fin de semana juega con el Fabril a la espera de que llegue su día


Cada mañana se levanta ilusionado con calzarse las botas, saltar al campo de Abegondo y trabajar a las órdenes de Gaizka Garitano. A la conclusión, una sesión de gimnasio como complemento para fortalecer musculatura. Por las tardes, descanso. Mucho descanso. Así hasta el fin de semana, momento en el que se olvida de la primera plantilla del Deportivo y baja a jugar con el Fabril. Un regreso a la realidad para Óscar Francisco García Quintela Pinchi, un joven coruñés de 19 años que sueña con el día en el que pueda tener un dorsal entre los 25 del equipo profesional.

La pretemporada del 2015 fue la de su revelación con el primer equipo. Dio un paso al frente para reivindicarse. La última supuso su confirmación. Tras la lesión de Joselu pensó que llegaría su oportunidad. Pero aterrizó en A Coruña Babel y con él el despertar de su sueño. Lejos de desmotivarse, asegura que lo entiende y que seguirá trabajando, porque para él «jugar con el Fabril no es dar un paso atrás», ya que asume que está «en una edad en la que hay que dar el callo y aprender». De momento, lleva 7 goles con el filial blanquiazul y, sobre todo, acumula buenas actuaciones en el equipo de Cristóbal Parralo que hoy recibe (12 horas, Abegondo) al Arousa. Allí estará Pinchi, de nuevo, con el gatillo preparado.

-El inicio de temporada a título particular está siendo muy bueno.

-A nivel individual muy bien. Pude ayudar al equipo metiendo goles y dando asistencias. Estoy muy contento por la oportunidad de hacer la pretemporada y estar todo el año entrenándome con el primer equipo.

-¿Es difícil mentalizarse de que cada fin der semana hay que dar tres pasos atrás?

-No considero que jugar en Tercera con el Fabril sea dar ningún paso atrás. Claro que me gustaría competir con el primer equipo, pero ahora es lo que toca y hay que dar el callo. Los fines de semana toca ayudar al Fabril y cuando el míster crea oportuno que puedo estar arriba, pues ya subiré.

-¿Le ha dicho algo Garitano sobre si cuenta con usted para la Copa?

-Ni me dijo nada, ni tiene por qué decírmelo. Él hace su trabajo y no tiene que hablar conmigo sobre eso. Yo estoy aquí para trabajar en donde me digan. Cada semana intento entrenarme al máximo, hacer los máximos goles en el Fabril y ayudar en todo lo posible, petando en la puerta del míster del primer equipo para que sepa que me tiene ahí.

-¿Se encuentra muy sobrado cuando baja a Tercera?

-Para nada. En el Fabril hay mucho nivel. Hay gente de enorme calidad. Lógicamente en el primer equipo hay otro ritmo y se compite de otra manera, pero en el filial hay muchísima calidad. Yo no soy más que nadie.

-Se lesionó Joselu y el club reaccionó rápido trayendo a Babel. Antes de la llegada del holandés, ¿pensó que podía llegarle su oportunidad?

-Sí. Viendo la lesión, que hay que reconocer que fue una pena porque solo tuvo veinte minutos para demostrar lo jugador que es, pensé que... Llegué a pensar que con la lesión de Joselu tendría mi oportunidad. Pero bueno, hay que reconocer que han traído un futbolista muy bueno. De un gran nivel. Así que tengo que seguir entrenando y aguardar otra oportunidad.

-¿Ha supuesto un palo?

-No. Es fútbol. Yo soy un chaval de la cantera que tengo que seguir trabajando y estar preparado para que el día que me llamen estar en condiciones. No soy yo el que marco los ritmos. Estar en el Dépor es el sueño de cualquier chaval. Y máxime siendo de A Coruña. Llevo once años en la cantera, he visto pasar tantos jugadores que no han llegado que yo, al verme ahí, sé que tengo que seguir luchando para no perder la oportunidad.

-Con 19 años tiene claro que va a ser futbolista sí o sí.

-Estoy peleando para ello. Cada día me entreno con esa ilusión. Complemento las sesiones con ejercicios en el gimnasio. Si las lesiones me lo permiten creo que podré llegar ahí arriba.

-¿Cuando habla de llegar se refiere, mímino, a Segunda?

-Me refiero a Primera. Es mi objetivo.

-¿Cuál es ese partido con el que sueña?

-Sueño mucho (se ríe). Pero si tuviera que elegir un partido soñado sería en Champions, en Riazor, y marcando el gol de la victoria para el Dépor.

-¿Golear o asistir?

-Para un delantero un gol, aunque sea de culo, es un gol. Para su motivación es importantísimo marcar, así que como delantero que soy, golear, por supuesto.

-Actúa con indiferencia en cualquiera de las cuatro posiciones de arriba. ¿En cuál se encuentra más cómodo?

-Estoy cómodo en cualquier posición de esas cuatro. Tanto en los extremos como de delantero o mediapunta. Quizá me sienta algo mejor como delantero o en banda izquierda, pero también es bueno que vaya jugando en las otras dos posiciones porque eso me permite tener más opciones de actuar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

«Llegué a pensar que con la lesión de Joselu tendría mi oportunidad»