Análisis del Fuenlabrada: el Fernando Torres, un fortín

Manuel Mosquera

TORRE DE MARATHÓN

Imagen del encuentro entre el Fuenlabrada y el Pontevedra
Imagen del encuentro entre el Fuenlabrada y el Pontevedra Ramón Leiro

El rival del Deportivo dispara su rendimiento en casa, donde solo ha sufrido una derrota y exprime la veteranía de sus futbolistas, que sufren si el adversario combina rápido

27 nov 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Le espera al Deportivo un rival duro. El Fuenlabrada presenta muchos contrastes en su trayectoria, no está haciendo el comienzo de temporada que quizás se esperaba de un recién descendido, pero es precisamente su feudo el que le ha permitido mantenerse en mitad de la tabla, porque si fuera por los resultados fuera de Madrid estaríamos hablando de un equipo con urgencias diferentes.

De hecho, el conjunto madrileño no ha ganado aún fuera de casa. Sin embargo, se ha hecho fuerte en su campo donde solo el Linares ha conseguido la victoria, todo lo demás han sido triunfos locales con pocos goles encajados Los datos lo dicen todo, lleva doce goles a favor y diez los ha marcado en el Fernando Torres, pero en ningún partido en su estadio ha anotado más de dos, y en total lleva 17 tantos encajados en la competición.

Con la vuelta de Mere, entrenador con el que consiguieron el último ascenso, el Fuenla quiere recuperar una solidez defensiva propia de esa versión de Segunda que les dio tan buenos resultados. Un equipo que tenía como sello un estilo rocoso. Y para ello, el técnico ha tirado de veteranía, jugadores con mucho bagaje y experiencia en todas las categorías, y que dentro del terreno de juego le sirven de prolongación a lo que pretende desde el banquillo. Es el equipo con mayor media de edad del grupo.

Sirva como muestra que de la línea defensiva que alineó Mere frente al Pontevedra, dos jugadores, el portero Hernández y Bolaño, cuentan con 37 años; Iribas, que actuó en el eje de la zaga, tiene 34; y Juanma Marrero, el otro central, 40. Todos grandes defensores, siendo Cubero, que formó de lateral, el que baja la media con sus 22 años. Un patrón que se extiende a todo el once: veteranos contrastados junto a jóvenes con proyección.

Sistema de juego

Normalmente Mere ha utilizado el 1-4-4-2 como sistema de base, aunque en otros partidos, como el último, empleó un 1-4-1-4-1 en el que otro central, Aleix Coch, hizo de medio centro. Cerró ese choque con su dibujo preferido, y con dos puntas claros como Alegría y Amigo. También puede actuar ahí Iban Salvador, aunque suele ser un futbolista con mayor libertad que el resto.

Propuesta

La idea del Fuenla es muy clara: juego directo a puntas y diagonales desde futbolistas defensivos a bandas. Disputan todos los balones que ganan en duelos. En Pontevedra formaron tres centrocampistas y un lateral en la medular; arriba, Fer Ruiz, que ha sido defensa en otros clubes, se ubica en punta o en banda.

Va ser un adversario coriáceo, muy fuerte por dentro y que dejará más espacios en banda. Prefieren ceder centros al área que pases filtrados por dentro y se repliegan mucho. Son jugadores que se resienten en velocidad a sus espaldas, pero son muy fuertes en balones frontales, marcas y todo lo que no sea moverlos de su posición. Por supuesto buscan un ritmo bajo, y tratan siempre de que el rival no corra.

El detalle

Por último, un dato que refleja la diferencia de cuando juegan en su casa respecto a hacerlo fuera: antes del partido contra Pontevedra, en el que solo la falta de acierto de los gallegos les privó de la victoria, el Fuenla había encajado nueve goles en sus otras salidas. Uno de ellos les supuso la eliminación en Copa del Rey.