Falta una marcha más en ataque

Carlos Brizzola

TORRE DE MARATHÓN

LOF

11 sep 2022 . Actualizado a las 15:31 h.

No podemos dudar de que en el primer tiempo hubo un equipo mejor al otro, que fue el Deportivo. En cuanto a llegadas y peligro no se mostró superior, pero sí dispuso de más posesión, aunque escaso de profundidad. Los tres primeros tiros fueron del Mérida, pero su partido era correcto, para lo que ha sido el equipo fuera de casa, con la referencia de los encuentros de la temporada pasada. Mackay llegó al descanso sin paradas, mientras la que fue a la puerta del rival acabó en la red. Fue un premio justo, pero el equipo no había sido mejor.

En el segundo tiempo el Dépor no apareció en ataque, con el peligro que supone el 0-1, siempre muy escaso y que permite a cualquier rival meterse en el partido por centros, córneres, o hasta desde una falta frontal, como tuvo en su mano. No me gustó el Deportivo en este período. Da la impresión de que, pese a todos los jugadores que han llegado nuevos, es el mismo equipo, tiene el mismo funcionamiento y fuera padece los problemas ya conocidos.

Dominio sin juego

El asunto es que no crea juego. Su primer disparo llegó en el minuto 32, como en el anterior partido en Riazor. Hubo llegadas, pero sin rematadores. Ese fue su balance. Y la única clara del rival se estrelló en el palo. A lo mejor si le llega a hacer falta, el Dépor hubiera ofrecido algo más. Están muy bien los seis puntos en dos partidos, pero futbolísticamente sigue con los mismos problemas que padecía. A veces no vale con la posesión del balón, sobre todo cuando los que más tocan la pelota son los centrales y los mediocentros.