Ojalá triunfe Borja Jiménez, pese al sorprendente premio de su continuidad

TORRE DE MARATHÓN

CESAR QUIAN

17 jun 2022 . Actualizado a las 22:49 h.

El entrenador barrido por el Racing de Santander durante las 38 jornadas de Liga y superado por el Albacete en el play off continúa en el Deportivo. El consejo de administración da por buena así la temporada, prefiere la continuidad de un profesional al que el domingo consideraba amortizado y antepone que no ha conseguido un relevo que le convenza a la idea de perseguir algo mejor. Durante esta semana, desde que el presidente del club, Antonio Couceiro, anunció el sábado que el lunes se estudiaría la situación, se demoró el anuncio. Un síntoma de las dudas que en el propio club había sobre Borja Jiménez.

El entrenador arranca así el tercer intento del club de salir del pozo con varios lastres: el desgaste de esta temporada, la falta de una plena confianza dentro de la institución y los conflictos que creó en diferentes áreas del Deportivo con su toma de decisiones. A su favor, el conocimiento del vestuario y la institución, terreno ya ganado.

Su futuro éxito o fracaso, evaluada ya de sobra su manera de trabajar y su rendimiento durante los últimos 12 meses, irá ahora directamente ligado a este consejo de administración que asume su continuidad a partir de un conocimiento profundo de todas las circunstancias alrededor de su figura. Y, sobre todo, implica a los profesionales con más responsabilidades, como se establece en la actual etapa del equipo; es decir, el director general, David Villasuso, y el secretario técnico, Carlos Rosende.