Juergen y Lapeña, sociedad del gol

TORRE DE MARATHÓN

CESAR QUIAN

El colombiano se destaca como el mejor asistente de toda la Primera RFEF con nueve pases decisivos, cuatro de los cuales acabaron en la cabeza del central

13 may 2022 . Actualizado a las 20:19 h.

El Deportivo mantiene intacto el sueño del retorno a Segunda en buena medida desde las botas de Juergen Elitim, que se está hinchando a dar pases de gol a sus compañeros. Según los datos de la Federación Española de Fútbol, el centrocampista (Cartagena de Indias, 1999) acumula nueve asistencias, de las que cuatro han ido a parar a Lapeña, autor de sendos cabezazos a la red. Juntos forman un seguro de competitividad para el equipo coruñés.

El afán de Juergen por dar el último pase en un Deportivo que en su conjunto se hace un hueco entre los más realizadores de la categoría impulsa al colombiano a liderar la tabla de máximos asistentes de la Primera RFEF. «Es una felicidad estar aportándole al equipo en cuanto a números y asistencias. En el apartado personal fue uno de los objetivos que me tracé, y ahora con la estrategia y en distintas facetas del juego se está dando y lo estamos aprovechando, porque están sirviendo para sumar victorias, que es lo importante», explica el director de juego blanquiazul, que ha alternado la mediapunta con el mediocentro.

No obstante, al joven futbolista cedido por el Watford le lastra la ausencia de goles en sus estadísticas para destacarse también como el más decisivo de la categoría. A sus 9 pases de gol se añade una única diana, la que le marcó al Real Unión en Riazor, por lo que en una clasificación en la que se sumen tantos y asistencias se ve relegado. Consciente de sus aspectos a mejorar, Juergen reconoce que le gustaría marcar más. «Igual algún pase sí que lo cambiaría por más gol. Es un aspecto que trato de mejorar en los entrenamientos, pero lo principal en este momento es centrarse en el equipo. Si se puede aportar con goles y asistencias, bienvenido sea, pero que el equipo siga sumando de tres en tres», recuerda.