De la calle Mauro Silva a la de Antoñito

TORRE DE MARATHÓN

Antoñito posa junto a su pareja en la calle que lleva su nombre
Antoñito posa junto a su pareja en la calle que lleva su nombre

El lateral del Deportivo da nombre a una vía en el parque donde se celebra la feria de su localidad

14 may 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

La calle Mauro Silva, la ronda del Real Club Deportivo y la calle Antonio Jesús Regal Angulo, Antoñito. El último fichaje blanquiazul da nombre a una vía dentro del parque donde se celebra la feria de Herrera, su localidad natal. Fue inaugurada en el 2019, después de que el futbolista subiese a Primera División con el Valladolid. Sevillano y simpático hasta las trancas, Antoñito, de 34 años, guarda una relación muy especial con su tierra. «Es donde me he criado, el barrio de mis amigos de toda la vida, desde pequeñito, y es donde comencé a jugar al fútbol. Cuando ya empezaba a despuntar en Segunda y ascendí, me propusieron poner mi nombre a una calle, y a un amigo mío, que trabaja en el ayuntamiento, se le ocurrió que qué mejor sitio que en tu barrio y donde te han visto crecer», relata el futbolista.

El jugador del Deportivo, que abrió el marcador en su segundo partido con la blanquiazul, explica que en esa misma calle que ahora lleva su nombre dio las primeras patadas al balón. «Ahí hacíamos porterías entre los árboles, o con un ladrillo, o algún cemento, y jugábamos nuestras pachanguitas», recuerda, al tiempo que explica que, como la vía está dentro del parque, por eso no aparece a través del Google Maps. «Es una cosa anecdótica y graciosa para los amigos cuando estamos en la feria, que pasan por mi calle, y allí también está Peneque, que es un muñequito muy nuestro y famoso por la zona, y me hace mucha ilusión», explica.

La calle Antoñito fue inaugurada en un emotivo acto al que corresponde la fotografía que ilustra este reportaje. Allí se dieron cita muchos amigos del futbolista, así como su familia. El actual jugador del Deportivo disfrutó en especial de la presencia de sus abuelos, de 90 y 96 años. «Me hicieron como un pequeño evento, en el que estaba el Comandante Lara, un cómico andaluz que me gusta mucho y coincidió que se encontraba por allí aquel día, y al siguiente año fue cuando la inauguramos oficialmente por un tema de política, papeleos y tal. Pero casi llego tarde ese día, porque venía de viaje, con el jet lag, el día anterior fui a la feria, me acosté a deshora y casi no llego a la inauguración. Me avisaron y llegué. Casi iba a ser un poco Mágico González», bromea en referencia al genial exfutbolista del Cádiz, que se retrasó al acudir a su propio homenaje en el actual Nuevo Mirandilla.