Un equipo dispuesto a ganar

Maikel Naujoks

TORRE DE MARATHÓN

LOF

28 ene 2022 . Actualizado a las 10:20 h.

Me gustó el Deportivo en la primera parte. A los puntos, el triunfo fue el resultado más justo, sobre todo por la primera mitad, aunque luego el partido estuvo más igualado. En la primera parte el equipo dispuso de tres ocasiones claras y llegó muchas veces a zonas laterales del área, pero echó en falta un nueve en ese tramo. Extrañé a Miku porque me gustó mucho cómo, en especial durante los primeros minutos, se asociaron por la banda izquierda Aguirre, William, Soriano y Juergen. Entre los cuatro generaron mucho juego por ese lado. Solo faltó finalizar esas jugadas. Sí que hubo ocasiones. El portero del Zamora hizo a William un paradón, Jaime dispuso de una oportunidad en la que estaba solo y también hubo el tiro al palo de Quiles. Nadie puede dudar que la victoria, aunque llegase al final de todo, fue justa.

En la segunda parte el Zamora apretó más, pero es cierto que entonces era el Dépor el que sufría las molestias de la parte más problemática del campo, donde era hasta complicado controlar el balón debido al hielo. Esa zona le favoreció al rival tras el descanso. No obstante, a excepción de una ocasión que sacó Mackay y en la que el delantero había llegado forzado, no hubo más. El Dépor no sufrió demasiado. Simplemente se puede hablar de que los de Borja Jiménez perdieron un poco el control, pero a los puntos fueron justos vencedores.

No es casualidad

El Dépor está haciendo una temporada espectacular. Demuestra que es el mejor de la categoría y que tiene fe en sus capacidades, y esto no sucede por casualidad. Le pasan las cosas que le suceden a los equipos campeones. Claro que tiene que haber una pizca de suerte, pero como en otros órdenes de la vida. Sobre todo es buscar tu mejor versión individual y colectiva, y eso requiere mucho trabajo durante todo el año. Solo así al final las cosas se consiguen.