Suscríbete 1 año y te regalamos 140 días gratis
Quiero la oferta

El mérito que nadie le da al Dépor y que nace de una mentira

TORRE DE MARATHÓN

19 dic 2021 . Actualizado a las 20:35 h.

El Deportivo termina el año como líder. 37 puntos en 17 partidos. Cuatro más que el segundo clasificado y ocho que el tercero. Ya es el equipo más goleador de su grupo de Primera RFEF y el menos goleado. Y parece como si fuera lo más normal del mundo. Como si no se esperase otra cosa del club más laureado de la categoría de bronce y del conjunto que posee la afición más numerosa y fiel.

Se trata al Dépor como si en verano Carlos Rosende hubiera dispuesto de un talonario en blanco para firmar lo que quisiese y por el dinero que hiciese falta. Como si Abanca, el máximo accionista, hubiese dispuesto de millones y millones para subir al precio que fuese. Se alude incluso a los cuatro millones de euros (4.059.000) que el club presentará el miércoles en su presupuesto, como gasto de la plantilla de Primera RFEF. Pero se obvia lo más importante: esa cifra no es real. En esa partida van incluidas las indemnizaciones de once jugadores que rescindió el club en verano y que se llevaron casi la mitad de ese presupuesto. En el Deportivo no hay millonarios. En verano se fijaron unos límites salariales que le llevaron a perder jugadores en el mercado. Hay futbolistas en el Racing de Santander, Atlético Baleares y algunos filiales que cobran más de lo que se paga en la actualidad en A Coruña. Ni siquiera ha podido renovar aún a sus canteranos Villares y Noel. Es cierto que Borja Jiménez cuenta con una gran plantilla, con jugadores que sacrificaron ofertas económicas superiores por estar en un campeón de Liga, pero lejos de lo que fuera se piensa.

Alegría. Felicidad. Ilusión. Eso es lo que se respiraba la grada deportivista en el Reino de León. Han sido muchos años seguidos soportando miserias y, aunque sea Primera RFEF, es para celebrarlo. Porque lo que se ha hecho en estas 17 primeras jornadas tiene más mérito de lo que parece.