Marc Godayol: «Mi madre lloró cuando le dije que fichaba por el Liceo»

TORRE DE MARATHÓN

HOCKEY GLOBAL

El conjunto coruñés, que hoy se enfrenta al Voltregá, ocupó cientos de conversaciones en su casa gracias a sus raíces gallegas

09 oct 2021 . Actualizado a las 21:34 h.

Han pasado tres meses desde que llegó a A Coruña y todavía se emociona al recordar las lágrimas de su madre cuando le contó que fichaba por el Deportivo Liceo. Para él era la consecución de un sueño y su familia era consciente de ello. El equipo coruñés siempre ocupó una parte importante del corazón de Marc Godayol. El nuevo preparador físico de la entidad verdiblanca, que esta tarde se enfrenta al Voltregá en Riazor (20 horas, Hockey Global), desprende felicidad en cada palabra que pronuncia cuando habla de su nueva etapa. Con amplia experiencia profesional, ocupó hasta el año pasado el puesto de preparador físico en el Vic en la OK Liga además de la desempeñar la misma función en la selección española sub-17 y sub-19. Concluida la campaña, recibió la oferta del Liceo tras una llamada de Juan Copa. «Cuando se lo conté a mi madre se puso a llorar. Luego me eché yo», recuerda emocionado Marc. Y es que su idilio con el hockey viene desde muy pequeño. «Fui portero y como mi abuelo era un pueblo cerca de Ourense, en casa siempre se hablaba del Liceo. Es un referente para mí, un equipo que siempre he tenido en la cabeza». Con 28 años y todas las ganas del mundo, la esencia de Marc Godayol es «escuchar mucho a los jugadores y realizar un trabajo muy integrado al sistema de juego».

Pero la labor de Marc no termina en la preparación física. Celíaco al igual que Jordi Burgaya, intenta dar unas pautas básicas a los jugadores, así como realizar menús para los viajes que «nos pueden ayudar». De la mano con la nutricionista que trabaja cada día con el jugador, Godayol se comunica con ella para, juntos, llevar una pauta concreta de alimentación. «Por suerte, entre comillas, al serlo yo también, le entiendo un poco más».

Hoy le toca volver a la pista junto al resto del equipo para enfrentarse al Voltregá. Con una plantilla en busca de la puesta a punto, el preparador físico del Liceo admite que «todavía es un proyecto que se está construyendo y tiene que llegar a ser». Con siete puntos de nueve, Godayol es franco a la hora de admitir que «es una temporada muy larga y tenemos que pensar que los objetivos son a largo plazo. No nos podemos quedar con que hemos empatado (ante el Lleida) y que ya vamos mal. El equipo se tiene que consolidar y eso no se hace de un día para otro».