William de Camargo: «El fútbol de hoy en día me aburre, en casa pongo partidos antiguos»

TORRE DE MARATHÓN

William de Camargo, en la grada de la ciudad deportiva de Abegondo
William de Camargo, en la grada de la ciudad deportiva de Abegondo MARCOS MÍGUEZ

El extremo del Deportivo sostiene que la profesionalización «ha matado a algunos jugadores con talento que son más libres»

25 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

William de Camargo (Sao Jose do Río Preto, Brasil, 1999) toma asiento en la grada de Abegondo y se arranca con su historia: «En mi familia son todos futboleros, pero el único futbolista fue mi padre. Solo pudo jugar unos partidos como profesional porque mi madre se quedó embarazada y él optó por volver a casa y trabajar cerca de la familia. He tenido siempre su influencia porque lo vi jugar muchas veces como amateur. Me llevaba a sus partidos y me hacía chutar el balón. Me divertía. Así empecé».

—¿De qué jugaba su padre?

—Jugaba en cualquier posición del frente. Sobre todo por banda.

—Me suena.

—Sí [risas]. Como yo.

—Empezó en el Sao Paulo, muy lejos de su casa de Sao Jose.

—Es que fui a jugar un amistoso contra el Sao Paulo y se fijaron en mí. En el equipo eran todos del 97 menos yo, que era del 99, y ya destacaba. Pusieron el ojo en mí y pidieron que cuando cumpliera los 10 años me llevaran hasta allí para hacer un seguimiento. Así que a esa edad empecé a pasar varias semanas cada tres meses en Sao Paulo. Era un sistema piramidal: empezamos cien jugadores y la siguiente vez ya solo éramos noventa, luego ochenta y así hasta cumplir los 14, cuando los que quedamos ya pasamos a la residencia, a vivir allí.