Propósito de enmienda en el Deportivo

TORRE DE MARATHÓN

CESAR QUIAN

Rafa de Vicente, que rozó el ascenso siendo protagonista en el UCAM, es la excepción entre unos fichajes que buscan resarcirse en A Coruña de las malas experiencias en la pasada campaña

03 ago 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

«No me lo esperaba. A nivel colectivo veníamos de una temporada en el filial del Atlético de Madrid que no fue muy buena». Dos categorías cayó el conjunto colchonero la pasada temporada, antes de que Josep Calavera recibiera la llamada que lo llevaría a Riazor desde el Cerro del Espino. El centrocampista catalán y el punta Alberto Quiles sufrieron en su último destino las caídas más pronunciadas de cuantas experimentaron varios de los recién llegados al Deportivo. El equipo que ahora entrena Borja Jiménez —también tras una difícil campaña 2020-2021— ofrece a este grupo de futbolistas un reto idóneo para enmendarse. Qué mejor contrición que un ascenso para quien viene de un curso perdido.

rendimiento colectivo

Entre los más destacados de seis equipos que bajaron

El mercado de fichajes arrancó para el Dépor con la incorporación de Ian Mackay, mejor portero de Segunda defendiendo la meta del Sabadell, que concluyó a un punto de la salvación en la división de plata. La apuesta por el coruñés deparó el adiós de Abad y Lucho, dando muestra de la confianza depositada en el veterano arquero. Desde el club catalán llegó también Jaime Sánchez, avalado por su prometedor pasado y los 33 encuentros disputados con los arlequinados para demostrar que no hay secuelas de sus problemas físicos.

Dos puestos por debajo del Sabadell concluyó el Castellón, con el que Adrián Lapeña participó en otros 33 duelos y cerró la clasificación el Albacete de Alberto Benito, lateral ofensivo que jugó 23 partidos para los manchegos. «El resultado de la temporada pasada es algo que te puede pasar, porque esto es fútbol; pero ya ha pasado tiempo y hemos cambiado el chip», manifestaba en su presentación Lapeña.