Jaime Sánchez, a punto de ser el cuarto central del Deportivo

TORRE DE MARATHÓN

LaLiga

El agente del defensa, que procede del Sabadell, admite conversaciones avanzadas para que se convierta en el duodécimo fichaje blanquiazul

19 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Granero, Lapeña, Trigueros... y Jaime Sánchez. Ya está aquí el cuarto central. El Deportivo ha atado a Jaime Sánchez (Chiclana de la Frontera, 1995), quien, salvo giro inesperado, se convertirá en nuevo defensa blanquiazul. Será la duodécima incorporación de este verano, si también se cuenta la de Miku, quien renovó con el Dépor después de que su vínculo hubiese finalizado. El agente de Jaime reconocía ayer que las conversaciones han enfilado la recta final y que el compromiso se encuentra cercano. Queda por fijar su duración final, aunque por cómo han sido las operaciones abordadas por el club este verano todo apunta a que no superará las dos temporadas. En cuanto el compromiso se anuncie de forma oficial, el futbolista gaditano, con pasado en la cantera del Real Madrid, compartirá demarcación con Lapeña y Trigueros, fichados en las últimas semanas, así como con Borja Granero, quien permanece de la última campaña, pero cuya continuidad en el nuevo proyecto no está asegurada. El perfil del, muy probablemente, nuevo jugador del equipo coruñés se ha repetido en los últimos refuerzos: amplio conocedor de la categoría y con expectativas de crecer de la mano del club.

Jaime Sánchez es un central diestro de 1,84 metros que destaca por la rapidez para anticiparse al rival y la técnica para salir con el balón jugado. Llegará libre después de jugar en Segunda División con el Sabadell, donde compartió vestuario con Mackay. Allí completó una temporada notable: 32 partidos (2.407 minutos), un gol, una asistencia, ocho amonestaciones y una roja. El tanto no resultó baladí ni por el rival ni por cómo lo logró. A seis jornadas del final, el Mallorca cayó derrotado por 1-0 en su visita a la Nova Creu Alta, donde ya contaban las últimas balas por la permanencia. En un córner botado al segundo palo, el central recibió de espaldas a portería y, sin girarse, se inventó una chilena que sorprendió a Reina. El Sabadell llegó así al último minuto del partido final con la expectativa de salvar la categoría, aunque finalmente no lo consiguió.

Recuperado

Esta fue la segunda oportunidad del central en el cuadro catalán, donde no había jugado cinco años antes en Segunda B por las lesiones. El gaditano se acababa de recuperar de un problema en el tendón de Aquiles y se marchó cedido por el Madrid al cuadro catalán, pero ni siquiera debutó. Al final, tuvo que pasar dos veces por el quirófano y se mantuvo más de dos temporadas en el dique seco. Aquella lesión es agua pasada para un futbolista que luego militó campaña y media en el filial del Valladolid, antes de regresar a Sabadell para, esta vez sí, vestir la arlequinada.