El salto al futuro de Pablo Brea en el Dépor

TORRE DE MARATHÓN

Pablo Brea, durante un encuentro entre el Fabril y el Bergantiños de esta temporada
Pablo Brea, durante un encuentro entre el Fabril y el Bergantiños de esta temporada BASILIO BELLO

El club promociona al canterano, que a los 19 se presenta como alternativa fiable bajo palos según el análisis de quienes intervinieron en su formación

14 may 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Era Brea o era Alberto y el Deportivo se decidió por reforzar de un solo golpe el futuro de los dos. A Alberto Sánchez, que ya el curso pasado entró en los planes y las convocatorias de Fernando Vázquez cuando todavía estaba en edad juvenil, le queda abierto el frente del Fabril. Si decide aceptar el reto de asentarse al servicio de Valerón, es probable que pueda gozar sin compartirlos de todos esos minutos que durante la campaña recién concluida le escamoteó Pablo Brea. Al meta compostelano, recién renovado hasta junio del 2024, le espera un asiento en el banquillo del primer equipo, desde el que ahora podrá aspirar a más. Si en Segunda B ya era poco aconsejable invertir bajo palos más de una ficha reservada a los mayores de 23 años, la normativa para la Primera Federación agudiza la necesidad de encontrar un meritorio de corta edad. El Dépor tenía dos en el filial y optó por uno al que avalan quienes han intervenido de diversa manera en su formación.

david fernández lastra

«Lo tiene todo para ser portero del Dépor»

David Fernández Lastra es hoy el preparador de porteros del Cartagena, en Segunda División, pero antes se ocupó de formar a los metas de la cantera blanquiazul. Una etapa durante la que coincidió tres años con Brea. Tiempo compartido que le da para afirmar que «lo tiene todo para ser portero del Dépor».

Semejante afirmación está cimentada en el hambre del jugador. «Lo que más me gustó de él desde siempre es su capacidad de aprendizaje. Le pones cualquier reto y va a muerte a por él. Tolera el error durante el proceso. Entiende que durante el entrenamiento puede cometer fallos y los asimila y aprende», desgrana.

«Igual no es el más guapo ni el más fuerte, como se suele decir, pero ves que va cumpliendo mes a mes y que esa capacidad de aprendizaje es brutal y no tiene fin», redondea el técnico. Vaticina que incluso si debe esperar turno «no va a dar ningún problema. Por compromiso y por lo que le importa el día a día. Compite contra sí mismo. Va a luchar en cada entrenamiento para ser primer portero, es de los que facilita el buen ambiente en el trabajo, que siempre va a sumar».

Aunque David Fernández advierte de que «hablamos de alguien que tiene solo 19 años y hay que estar preparado para sus errores y tolerarlos», también considera que Brea es capaz de rendir incluso si sus oportunidades son escasas: «Ante partidos importantes, su nivel de activación es el mismo. El ambiente no le altera el rendimiento. Es capaz de estar muy concentrado. Parece un veterano en el control de emociones».

En cuanto a las prestaciones del compostelano, su antiguo entrenador destaca que «tiene una buena envergadura y progresó mucho a nivel táctico y en su calidad de movimientos; anticipa muy bien».

alberto domínguez

«Es muy tranquilo, su juventud no le pesa en la portería»

Pablo Brea ya sabe lo que es entrar en una convocatoria de Rubén de la Barrera. El técnico se lo llevó a Coruxo ante la lesión de Lucho, permitiendo el retorno del fabrilista al campo de O Vao, donde había actuado a préstamo el curso anterior.

Allí coincidió con Alberto Domínguez, excanterano blanquiazul, que era y es titular indiscutible en el conjunto vigués. «La convivencia fue muy buena. Creo que le vino bien pasar por aquí, salir de la burbuja que a veces supone un club como el Dépor; además, considero que mejoró en algún detalle trabajando con Maté». De su excompañero afirma que «es bastante completo, le vi parar mucho. Mencionaría su desplazamiento en largo y que es muy tranquilo. La juventud no le pesa. Hay porteros jóvenes que siempre parecen moverse demasiado, y él transmite calma. Gestualmente es de manos muy rápidas para su envergadura, muy veloz sacando los brazos». Considera que «le vendrá bien el salto para ganar experiencia, entendiendo su rol. Yo tuve por delante a Fabri y Mackay. Es un acierto que el club tire de gente de la casa, que refuerce la identidad».