La difícil reconstrucción del Deportivo

La temprana conclusión de la Liga da tiempo al club para reducir costes, con 18 jugadores con contrato y De la Barrera como clave para diseñar la plantilla


Mucha tarea por delante y muchísimo tiempo para planificar. El Deportivo cerrará esta triste temporada el domingo a las doce en Soria. Abrirá entonces un largo período de tres meses y medio (pandemia mediante) sin competir en el que deberá perfilar su nuevo proyecto para el ascenso.

¿Cuántos jugadores acaban contrato esta temporada?

Dieciocho tienen contrato en vigor. Son Carlos Abad, Bóveda, Mujaid, Héctor, Salva Ruiz, Bergantiños, Nacho, Galán, Villares, Beauvue, Rolan y Cartabia (todos hasta el 2022), Lucho, Valín, Granero y Gandoy (2023), así como Uche y Keko (2024). Seis finalizan su vinculación el próximo 30 de junio, de los que cuatro fueron titulares en el partido decisivo por la permanencia: Lara, Raí, Rayco y Miku. El primero está cedido por el Sevilla, mientras el exjugador brasileño del Zaragoza y del Ibiza, incorporado en enero, se había comprometido hasta el 30 de junio. Rayco, que subió del Fabril, ya no es sub-23. También Borges concluye el acuerdo firmado el pasado verano, aunque en el espíritu de su llegada a A Coruña ya figuraba la intención de que su vínculo fuese a largo plazo. En el caso de Miku, tras el partido del domingo se mostró dispuesto a continuar. Además, está el caso de Derik, operado del tendón de Aquiles y que, como mínimo, no podrá volver a jugar hasta septiembre.

¿Algún futbolista ha pedido marcharse?

Así lo reconoció el presidente Antonio Couceiro la pasada semana, aunque no quiso desvelar sus nombres. En esta situación se pueden encontrar jugadores con diferentes circunstancias, ya que algunos pueden estar descontentos por su escasa presencia en esta temporada y otros dispongan de unos emolumentos que el club no desee asumir el próximo curso, aunque cuenten con contrato en vigor.

¿Hay algún jugador por el que el Deportivo podría recibir un traspaso?

Todas las miradas se centran en Mujaid, que acaba contrato en el 2022 y hasta ahora ha rechazado todos los intentos del Deportivo por renovarle. No obstante, tras la pobre temporada deportivista, el cartel del central ha disminuido. Casos distintos son los de Diego Rolan y Fede Cartabia. Aquel se encuentra cedido hasta final de temporada en el Pyramids egipcio, que dispone de opción de compra. Cartabia está cedido en el Shabab Al-Ahli, de Dubái, donde había militado el curso pasado y al que regresó a finales del pasado mes de septiembre. Ambos tienen contrato hasta el 2022 y el Deportivo no pudo asumir sus altos salarios.

¿Cómo configurará el club la plantilla de la próxima temporada?

En la reciente junta, Couceiro reconoció que el esfuerzo económico de esta temporada «no se puede mantener» de cara a la siguiente. El gasto de la actual plantilla se elevó hasta los 6,6 millones de euros, el más importante entre los 102 equipos de Segunda B, y el accionista mayoritario asumió un descuadre entre ingresos y gastos de 9 millones. Sin embargo, el objetivo único pasa por que el Deportivo vuelva a competir en la élite dentro de dos cursos.

¿Seguirá Rubén de la Barrera como entrenador?

Todo apunta a que sí, pero hasta ahora ni el club ni el propio técnico han anunciado ningún acuerdo. De la Barrera, que siempre se ha mostrado predispuesto a seguir al frente del banquillo del equipo del que es seguidor, ha insistido desde el principio en que el primer objetivo era que el Deportivo asegurase su continuidad en la nueva Primera Federación. Una vez conquistada, llega la hora de sentarse a perfilar el nuevo proyecto. «Ahora va a tocar hablar de cosas», avanzó el técnico tras el triunfo del pasado domingo contra el Langreo.

¿Quién tomará las decisiones deportivas?

En cuanto se confirme la continuidad de Rubén de la Barrera, todo apunta a que el técnico coruñés tendrá mucho que decir en cuanto a la configuración del nuevo proyecto. Además, sigue en pie la secretaría técnica que diseñó el proyecto de esta temporada, con Richard Barral y Alfonso Serrano al frente. Y, como es lógico, el club seguirá disponiendo de muchas bazas en la mano para influir en altas y bajas de la plantilla, especialmente en el aspecto económico.

¿Cómo cambiará la nueva categoría?

A falta de que se acaben de conocer todos los detalles, la Primera Federación se va a distinguir de la actual Segunda B por dos factores principales: una mayor competitividad entre los clubes y la juventud de las plantillas. En cuanto al primero, solo la jugarán 40 equipos (divididos en dos grupos) y el sistema de competición establece que los campeones subirán directamente, mientras los cuatro siguientes se clasificarán para una promoción. Los cinco últimos de cada grupo bajarán a Segunda Federación. En cuanto a la juventud de las plantillas, se incrementa en dos el número de futbolistas por plantilla (de 22 a 24, de los que 21 serán jugadores de campo y 3 porteros) y se pasa de seis a ocho menores de 23 años. En el Dépor actual los seis sub-23 son Lucho García, Valín, Mujaid, Lara, Gandoy y Raí, pero el primero y el último cumplen 24 años la temporada que viene.

¿Cuándo comenzará la próxima temporada?

El Deportivo cerrará la temporada este domingo a las doce en el campo del Numancia. A partir de entonces se abrirá un período sin competición para la plantilla que podría prolongarse durante unos tres meses y medio, hasta finales de agosto. A expensas del desarrollo de la pandemia, esta sería la fecha de partida, en correspondencia con anteriores temporadas. En este larguísimo período que ahora se abre, el club ha de abordar todas las tareas pendientes, así como diseñar el nuevo proyecto, que vuelve a pasar por el inmediato retorno a la élite.

¿Cuál será el papel de la cantera en la nueva plantilla?

Todo dependerá de las decisiones del entrenador del próximo curso, sea De la Barrera u otro. Por un lado, el salto de Villares y Rayco solo puede calificarse de satisfactorio. En especial en el caso del primero, que apunta a ser un jugador que deje huella en el club. Su ejemplo debe ser el espejo donde ha de mirarse Adri Castro, autor de un gol el domingo, recientemente renovado hasta el 2023 y ya confirmado para el curso próximo, en el que cumplirá 24 años. En este mismo camino podrían estar los porteros Alberto Sánchez (20 años) y Pablo Brea (19), habituales en los entrenamientos del primer equipo. Brea renovó este lunes por tres temporadas más. Además, hay que tener en cuenta la obligación de que la nueva plantilla vaya a disponer de ocho sub-23. Pero esta experiencia no se ha repetido en otros casos. Manu Mosquera, al que Vázquez dio protagonismo, apenas ha disfrutado de presencia en el filial. También han figurado en los planes del primer equipo Juan Rodríguez, Sanmartín, Barba, Iván Guerrero, Boedo, o los juveniles Guille Bueno, Barcia, Padín y Trilli.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Tags
Comentarios

La difícil reconstrucción del Deportivo