La Audiencia ordena que se investigue a los dos policías que arrestaron a Álex Bergantiños por detención ilegal

TORRE DE MARATHÓN

Ángel Manso

El alto tribunal anula el sobreseimiento provisional del caso al entender que los agentes desplazados desde Madrid pudieron haberse extralimitado en sus funciones

16 mar 2021 . Actualizado a las 21:16 h.

Los policías que arrestaron a Álex Bergantiños el pasado mes de agosto serán investigados por un supuesto delito de detención ilegal. Así lo ha decretado la Audiencia Provincial de A Coruña que, de esta manera, revoca el auto de sobreseimiento de la causa decretado por el juzgado de Instrucción número 1 de A Coruña.

El alto tribunal sostiene que la actuación policial fue desproporcionada hacia el capitán del Deportivo, detenido delante de su casa y en presencia de su familia por un audio de wasap que no está demostrado que suponga delito alguno.

«No son punibles en la esfera de la corrupción deportiva la conspiración, la proposición y la provocación para delinquir. No es una opinión, y los funcionarios cualificados del Centro Nacional Policial de Integridad en el Deporte y Apuestas (Cendipa) tienen que saberlo necesariamente», recoge el auto.

En el audio que motivó la denuncia de la Liga, Álex Bergantiños se dirigía a sus compañeros de equipo en el grupo que compartían en estos términos: «Para que no te den el partido por perdido y te quiten puntos por incomparecencia los abogados consideran que lo mejor es presentar mínimo 8 profesionales. No sé qué tipo de partido podría ser, de paripé, incluso hablar a lo mejor con los del Fuenlabrada, 1-0 y nos sentamos, no sé cómo puede hacerse eso».

Horas después de que trascendiera la grabación, dos agentes del Cendipa se desplazaron desde Madrid a A Coruña para prender al futbolista, llevarlo a dependencias policiales e interrogarlo, tras lo cual fue puesto en libertad sin cargos.

Esto provocó la denuncia del deportivista, al que además le retuvieron el teléfono móvil, que una jueza ordenaría posteriormente que le fuera devuelto. Pero el titular de Instrucción 1 de A Coruña ordenó el archivo de la causa, auto recurrido por Bergantiños, que ahora ve cómo la Audiencia le da la razón.

Entiende el tribunal de apelación que no se puede «cerrar en falso, poner un punto y final indebido a la indagación jurisdiccional razonablemente reclamada por el apelante (Bergantiños) en relación con una actuación policial ya tildada repetidamente de irregular y que presenta indicios de reunir marcadores de tipicidad penal (detención ilegal por un funcionario).

Sin motivos para la detención

Subrayan los magistrados que no había motivo alguno para detener al futbolista, ya que no había sospecha fundada alguna de que no fuera a presentarse a declarar en el momento que fuera citado.