Dava Torres, el capitán no suelta al Deportivo Liceo

El jugador coruñés prolonga su vínculo con la entidad por una temporada más


La historia entre Dava Torres y el Liceo parece algo imperturbable. Después de pasar por las categorías inferiores del club, por el desaparecido Cerceda, y por el Vic, el capitán volvió al equipo de su vida en la temporada 2015-16. Seis cursos después, el idilio no podía acabarse. Desde el club lo tenían claro, y la respuesta de Dava ya la conocían si la pregunta era si quería prolongar el vínculo con la entidad. El coruñés amplió su contrato por una temporada más. «No es ningún secreto que estoy en el equipo en el que siempre quise jugar y en el que más feliz puedo ser. Es el de mi ciudad. Para mí, el mejor del mundo. Estoy súper contento, no solo por seguir vistiendo la verde, sino por cómo se están haciendo las cosas. Me siento muy orgulloso de pertenecer a él y el hecho de poder renovar es un motivo de alegría para mí», admite entusiasmado. La negociación fue sencilla. Sobre todo porque tanto el club como el jugador sabían lo que querían. «La directiva y yo tenemos muy buena relación y en todo momento teníamos claro que quería seguir. Sabíamos cuáles eran las intenciones de cara a este final de contrato. Me hacen sentirme muy valorado como jugador y ojalá esto dure muchos años», reconoce el coruñés. Con dos Supercopas de España enfundado en la verde, el sueño de Dava Torres es levantar «uno de los grandes». La eterna rivalidad con el Barça hace que lograr un título todavía sea más satisfactorio para la plantilla liderada por el jugador coruñés. «Tanto la OK Liga, como la Champions, como una Copa del Rey me gustaría», afirma ilusionado. Eso sí, no se despista de a quién habría que arrebatársela: «Se la peleamos a la mejor plantilla del mundo, que es la del Barça y por lo tanto, ganarles siempre es complicado». Pero Dava es capaz de verle el lado positivo a cualquier cosa. «Como jugador te hace sentir muy valorado estar compitiendo cada año contra ellos y mantener un ritmo muy alto de hockey», señala. Y reconoce que aún le queda carrera para rato. «Con 26 años todavía tengo mucho que aprender».

Un empresario de futuro

Y es que formación al margen del deporte no le falta. «Siempre he tenido bastante claro que mi vida profesional como jugador, también tenía que ir muy ligada a la formación», comenta el jugador del Liceo. Currículo le sobra. Tras cursar el Grado de Márketing e Investigación de Mercados realizó un Máster MBA. Pero su mente inquieta quería más. Así que ahora se ha enrolado en otro sobre Economía Circular y Desarrollo Sostenible. Su futuro lo ve relacionado con el mundo de la empresa. La familiar, dedicada al embalaje le motiva y la enorgullece. Su padre y su hermano son los encargados de gestionarla ahora pero, «en un futuro me imagino aportando cosas allí, que es algo que me llama mucho la atención», admite. Porque lo de continuar su carrera en el banquillo no se lo ha planteado. «Nunca digas nunca, pero ahora mismo, siendo jugador, no me planteo más», recalca.

Aún con todo, todavía tiene tiempo para pensar en los demás. Su brazalete lleva un significado gracias a una campaña solidaria que cada partido recauda fondos para una asociación coruñesa. Ante el Lloret irá dedicado a la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzhéimer.

«A ver si podemos convertir este gran año en un título»

Después de dos semanas sin competición tras no poder disputar el partido ante el Palafruguell por positivos en el conjunto catalán, el Deportivo Liceo salta de nuevo a la pista (19.30 horas, Hockey Global) para verse las caras con el Lloret.

Con 250 aficionados en las gradas y toda la plantilla disponible para Juan Copa, al conjunto coruñés no le queda otra que seguir sumando. «Estamos por detrás del Barça en la tabla, esta vez con un partido menos. Nuestro trabajo de aquí a final de liga es ganar todos los partidos y esperar que ellos fallen», deja claro el capitán. A seis puntos del equipo azulgrana, a falta del encuentro pendiente para los coruñeses, los números de esta temporada son propios de campeón. «Hemos hecho unos números increíbles, los mejores desde que estoy en el Liceo. Debemos seguir hasta el final, a ver si podemos convertir este gran año en un título», recalca Dava.

El encuentro ante el Lloret será especial para el portero Carles Grau. El meta menos batido de la OK Liga se enfrenta al equipo en el que despuntó antes de que el Barça se fijase en él. El equipo dirigido por Xavi Albet, es décimo en la tabla con 22 puntos y no puede permitirse más despistes si quiere mantener la categoría. En la a primera vuelta, el Deportivo Liceo se llevó la victoria de su pista tras ganar por 2-4.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Dava Torres, el capitán no suelta al Deportivo Liceo