Solo un equipo sobre el campo después del gol

José Manuel Pose

TORRE DE MARATHÓN

JOSE PARDO

20 feb 2021 . Actualizado a las 23:09 h.

El primer cuarto de hora de partido ya fue un aviso de lo que podía llegar a ocurrir. El Deportivo se vio a merced del Racing en el arranque del encuentro y tuvo que aguantar en pie hasta poder estirarse. Cuando lo hizo, tampoco llegó con claridad y limitó sus mejores acciones al balón parado, suerte que inexplicablemente los ferrolanos explotan en fase ofensiva y sufren en la defensiva.

Es en ese tramo de reacción visitante en la que llega un nuevo error arbitral, pero resultaría inadmisible agarrarse a un fuera de juego mal señalado para justificar el nuevo revés. Por lo demás, los mismos brotes verdes en torno a Villares, quien puede suponer una esperanza, pero no una solución única. La exigencia de la categoría, para él y para Rayco, es mucho mayor a la que tenían en el Fabril y aún deben aclimatarse, sin tiempo para hacerlo.

El escenario mejora un poco en esa media hora que conduce al descanso, pero no desaparecen las enormes dificultades para superar la presión adelantada del Racing. La presencia en campo contrario es escasa. Incluso cuando se llega a situaciones de profundidad por el exterior no hay vías de acceso y es necesario volver a empezar .