Las tareas en la reforma del Deportivo de Rubén de la Barrera

El conjunto coruñés ha acusado algunas debilidades que el nuevo entrenador debe resolver


Rubén de la Barrera ha dejado un rastro de equipos de autor en su recorrido hacia el Dépor, donde hay varios asuntos que precisan atención inmediata por parte del nuevo entrenador.

Consolidar un sistema

Las adversidades pesaron en la falta de un modelo fijo

Al favorito se le exige un sello casi inalterable, obligar a que sea el adversario quien condicione su propuesta para contrarrestar la del destinado a mandar. No ha ocurrido así en el Deportivo de los últimos meses (y apenas se ha visto en el de los últimos años). Lo más parecido a un modelo fijo llegó como respuesta a la necesidad de no encajar. Fernando Vázquez dotó de solidez a la versión más frágil en décadas de historia blanquiazul, recurriendo a un sistema de tres centrales en el que las líneas se aproximaban en campo propio para negarle espacios al rival, a cambio de cederle el gobierno de los duelos. Partidos que se resolvían así en un cara o cruz que el técnico acertó a escorar siempre a su favor hasta asomar la cabeza por la zona de salvación. Sin embargo, el infeliz y tardío desenlace del curso pasado lastró al actual y en vista de los condicionantes el plan no varió cuando debía variar. El Dépor siguió subido al alambre mientras su entrenador movía piezas (varias, aún fuera de forma) buscando la estructura que le diera ese ritmo que reclamaba y no llegó.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882

Las tareas en la reforma del Deportivo de Rubén de la Barrera