Borja Valle: «No teníamos médico, ni fisioterapeutas, ni tiritas para una ampolla. Nadie imaginaba esta mentira»

El futbolista berciano abandona el Dinamo de Bucarest tras meses de impagos, engaños y mentiras


Era la primera vez que hacía las maletas y salía de España. Un paso importante en su carrera. Un cambio a nivel mental que Borja Valle (Ponferrada, 1992) necesitaba tras el descenso con el Deportivo y una temporada complicada. Dos años de contrato con el Dinamo de Bucarest que le darían una estabilidad y una experiencia más. Esos veinticuatro meses se han convertido tres llenos de mentiras, de engaños y sobre todo de decepción. Valle vuelve a casa y no por Navidad. Vuelve a casa sin ver un euro. Sin proyecto y con el sueño del fútbol europeo truncado. 

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882

Borja Valle: «No teníamos médico, ni fisioterapeutas, ni tiritas para una ampolla. Nadie imaginaba esta mentira»