Que Rolan brille cuanto pueda

El uruguayo vive en un escaparate, a caballo entre la dependencia y el riesgo de fuga


Firmemente dispuesto a declararse, a Fernando Vázquez le sobró lo que dura un derbi. Lo que pueda decirse en ochenta minutos, que no tome hora y media. Y a falta de anillo, que el amor se exprese en tiempo. El técnico avisó el viernes de que no estaba Diego Rolan para jugar un partido completo, pero olvidó mencionar que tampoco está el Deportivo para racionar el talento. Al uruguayo le tomó más arreglar sus papeles que ponerse a punto; aunque, bien mirado, llevaba ya tres años preparándose para hacer magia: quebrar a su compatriota Quintana, colocarle el balón en la mano y recuperarlo después a once metros del portero. Convertir un centro atrás en un gol de penalti y ganar tres puntos en lo que se tarda en tocar cinco veces el cuero.

Pocos estrenos con mayor impacto. Menos aún con un número de figurante a la espalda. El 22 de Rolan simboliza su condición de hombre de paso, pero pesa tanto como el 10 que ahora vuelve a estar de moda. Sin meritorios del Fabril a la vista, los dorsales altos se reparten por orden de llegada y cuando el delantero se quedó sin postores ya solo quedaban cuatro disponibles. Eligió el que antes llevó Borges.

El tico se ha mudado al 8 que registra sus galones y su puesto en el campo, donde cada vez se entiende mejor con Uche y con los adversarios. Ese doble pivote convertible —frente al Racing llegó a adoptar forma de rombo natxiano— entronca el carril de seguridad en el que nada sucede. Empieza en Abad y conduce a la medular, a través de Granero y Mujaid. No hay acceso posible a la portería blanquiazul a través de esa vía. Para llegar a la contraria falta encontrar al menos un enlace y un punta.

Los enganches disponibles, por condición natural —Nacho González— o necesidad —Galán—, no dan el nivel de quienes les guardan la espalda. Tampoco desentonan, por desgracia, con lo que se mueve por delante. Beauvue es todo voluntad, ni más ni menos. De Rui Costa faltan referencias; por el momento solo se sabe que tarda en salir del fuera de juego. Adri Castro mantiene intacto su crédito; sigue siendo el ariete que colocó al Ourense al borde del ascenso, porque no ha vuelto a actuar después de aquello. Miku apunta maneras para lo que le permita el cuerpo, que es poco de momento. Y queda Rolan, imprescindible de aquí a enero.

El uruguayo no encaja en el perfil de ariete. Su dominio de la pelota, su conducción con regate seco, favorece el tránsito por banda. Preferiblemente, la izquierda, donde le hizo el truco a Quintana. La de Babel, que también tardó en concursar y se esfumó enseguida. El holandés llegó a mercado cerrado y entre lo que quedaba eligió el 23 de Jordan. Se perdió a los seis meses por extinción de contrato. El de Rolan llega hasta junio del 22, como advierte el número a su espalda, pero sus minutos de juego son de doble filo. Si brilla lo suficiente, llamará la atención cuando el mercado abra de nuevo. Dosificarlo es tentador, aunque Vázquez no lo haya hecho ni tras anunciarlo en sala de prensa. El amor y sus riesgos.

Rolan llega y besa el santo

Pedro Barreiros

El Deportivo se llevó el derbi gracias a un gol en los primeros minutos de su debutante frente a un Racing que nunca se rindió y achuchó hasta el final

El Deportivo se llevó el derbi contra el Racing. Fue otro triunfo que los coruñeses gestaron por la mínima tras un buen arranque de partido y con algún ramalazo de buen juego, pero en el que acabaron pidiendo la hora. Diego Rolan, que disputó sus primeros minutos como blanquiazul, dio los tres puntos a su equipo frente a un rival que hasta el final porfió por llevarse algo positivo de Riazor. El equipo de Vázquez se aúpa así al liderato con dos puntos de ventaja sobre su más inmediato perseguidor. Llega el Tourmalet de la temporada y el Dépor pega el estirón frente a sus adversarios.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Que Rolan brille cuanto pueda