Fernando Vázquez, a las puertas de la libertad

Cumplirá mañana el último de los nueve partidos de sanción con que fue castigado: «Fue un error muy importante y espero que no me vuelva a pasar»

Fernando Vázquez, en la grada del estadio del Unionistas de Salamanca
Fernando Vázquez, en la grada del estadio del Unionistas de Salamanca

La condena de Fernando Vázquez está a punto de terminar. Cual preso rascando la pared de su celda, al técnico aún le queda por tachar la muesca del último partido a la sombra, el que enfrentará al Deportivo con el Coruxo mañana a las doce de la mañana (televisado por TVG-2) en el estadio de Riazor y que Vázquez volverá a seguir desde la grada.

El largo escarmiento, al que aún le queda por sumar esta novena y última suspensión, procede de la reanudación liguera de la temporada pasada, cuando los partidos se disputaban a puerta cerrada y el entrenador coruñés fue encadenando sanción tras sanción. El 30 de junio vio la tarjeta roja en el choque a domicilio contra Tenerife, por lo que se le castigó con dos encuentros de suspensión. Al término del segundo de estos choques, en Málaga, acudió a pedir explicaciones al árbitro en el túnel de vestuarios, con lo que le cayeron otros tres más. Sumó así tantas suspensiones como jornadas quedaban. Pero solo cuatro días después, en uno de los encuentros clave del Dépor por evitar el descenso, el colegiado del Deportivo-Extremadura reflejó que Fernando Vázquez había dado instrucciones a sus futbolistas desde la grada, por lo que Competición le censuró con otros cuatro partidos más, que acumuló a los anteriores y son los que está a punto de cumplir ahora.

El técnico se refirió ayer a este largo período sin dirigir a su equipo desde el banquillo y habló acerca de su propósito de enmienda: «Tuve mucho tiempo para pensar y coincidió, además, con momentos muy importantes para el Deportivo. Estoy no avergonzado, pero fue un error muy importante del que saco mis conclusiones y espero que no me vuelva a pasar. Aunque pueda ser inevitable. Pero sí, sentí impotencia en algún momento. Sabía que el equipo me necesitaba, porque las cosas no estaban tan claras y para estar cerca del equipo. Tengo muchas ganas de volver y pienso volver para no recaer», insistió Fernando Vázquez, que, si todo va bien mañana, volverá a ocupar su puesto en el banquillo deportivista el día 22 en Guijuelo, tras el descanso liguero del próximo fin de semana.

Habrán pasado casi cinco meses de castigo para él en los que su mano derecha, el preparador físico Manuel Pombo, se ha convertido en la prolongación de su magisterio. Ahora con David Sánchez también a pie de campo, aunque este sin poder dar indicaciones, el Deportivo se encamina a recuperar la normalidad desde el banquillo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Fernando Vázquez, a las puertas de la libertad