Fallece el exjugador del Dépor y del Celta Carlos Torres

El que también fue futbolista y entrenador del Fabril compartió generación con la histórica delantera blanquiazul de la Orquesta Canaro

Un joven Carlos Torres, el primer futbolista agachado por la derecha, en un partido entre un Deportivo reforzado por Di Stéfano (segundo agachado por la izquierda, al lado de Arsenio) y el Vasco de Gama
Un joven Carlos Torres, el primer futbolista agachado por la derecha, en un partido entre un Deportivo reforzado por Di Stéfano (segundo agachado por la izquierda, al lado de Arsenio) y el Vasco de Gama

El deportivismo está de luto por el fallecimiento de uno de sus futbolistas históricos. Carlos Torres, nacido en A Coruña, ha muerto a los 86 años después de haber vestido las camisetas de los dos grandes equipos gallegos, el Deportivo y el Celta, en los años 50 y 60. Posteriormente, fue entrenador del Fabril y hasta llegó a asumir el banquillo del primer equipo durante un breve período.

Carlos Torres comenzó a jugar al fútbol en el Cantábrico, un equipo infantil de la plaza de Santa Catalina, en A Coruña. Posteriormente militó en el Alameda y en el Sin Querer, de donde fue fichado por el Juvenil, filial deportivista, en 1950, antes de pasar al Fabril, también asociado al Deportivo, al curso siguiente. Con solo 16 años, tuvo la oportunidad de participar en la gira que el Deportivo realizó por Portugal en abril de 1950, semanas antes de proclamarse subcampeón de Primera División

En la fotografía que acompaña esta noticia, Torres forma parte del Deportivo en el homenaje a Julián Cuenca, que se retiraba. En aquel irrepetible partido contra el Vasco de Gama, uno de los grandes de la época, la alineación blanquiazul estaba reforzada por el madridista Di Stéfano, que viajó al homenaje, y los célticos Olmeda y el propio Torres. 

El Deportivo, en el que por entonces también jugaban leyendas como Oswaldo, Moll, Tino, Corcuera, Franco, Ponte, Arsenio o Acuña, no le abrió las puertas del primer equipo, por lo que mediada la temporada 1952-53 fichó por un Celta, que necesitaba refuerzos debido a una plaga de lesiones. En Vigo, Torres jugó cuatro campañas y media antes de ser traspasado al Espanyol, con el que logró sus mayores éxitos como jugador. En Sarriá jugó cinco temporadas y media, durante las que alcanzó la internacionalidad B con España en dos ocasiones: contra Portugal en Lisboa el 13 de abril de 1958 y frente a Turquía en San Sebastián el 5 de julio de 1959, compartiendo selección con jugadores que después serían habituales en la absoluta como Araquistain, Olivella, Del Sol, Peiró o Collar.

Después de una campaña y media en el Málaga, regresó a Riazor a punto de cumplir los 30 años, para reforzar al Deportivo de cara a su regreso a Primera en la Temporada 1964-65. En aquel curso, el único que disputó como jugador de la primera plantilla blanquiazul, Carlos Torres jugó 10 partidos (8 de Liga y 2 de Copa) en los que no convirtió ningún gol. 

Como entrenador, Carlos Torres dirigió al Galicia de Caracas, a la selección gallega juvenil y al Compostela, antes de convertirse en pieza importante del fútbol formativo del Deportivo. En la cantera blanquiazul dirigió primero a los juveniles y luego al Fabril, antes de asumir la dirección del primer equipo, también durante un breve espacio (diez partidos) en el curso que acabó con el descenso a Tercera División.

Era habitual que Carlos Torres participase en actos y encuentros de la agrupación de veteranos del Deportivo. Así quedó reflejado en el 2018 en La Voz en la comida que los veteranos celebraron en la finca del exjugador del Fabril y del Viveiro Manuel Granda. 

El velatorio de Carlos Torres tiene lugar en el tanatorio Servisa (sala número 7).

En memoria de Carlos Torres, ex jugador del Dépor y del Celta

Carlos Fernández Barallobre
Carlos Torres, en una imagen de archivo
Carlos Torres, en una imagen de archivo

Carlos Torres Barallobre, mi primo hermano del alma y padrino, nació en La Coruña en 1934, Hijo del legendario extremo del Deportivo Pepe Torres Mourelle, Carlos comenzó a jugar en un equipo de la plaza de Santa Catalina de La Coruña llamado Cantábrico. De ahí pasó a formar en las filas del Alameda para posteriormente defender la camiseta del decano del futbol modesto coruñés, el Sin Querer de San Roque. Tras ello, jugaría en el Deportivo Juvenil, la llamada Escuela Scopelli y en el Fabril Deportivo. Ya Carlos, con 16 años, había defendido la camiseta del Real club Deportivo, en un encuentro amistoso celebrado en abril de 1950 en Vila Real (Portugal).

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Fallece el exjugador del Dépor y del Celta Carlos Torres