Claudio Beauvue y Edy Tavares: dos amigos de altura

TORRE DE MARATHÓN

El delantero del Dépor y el jugador de baloncesto del Madrid hablan a diario y sus familias comparten grupo de mensajes

22 oct 2020 . Actualizado a las 10:42 h.

Forman una amistad a distancia, pero buena parte de las ambiciones del Deportivo y el Madrid de baloncesto durante esta temporada se basan en sus respectivos talentos para el deporte. Son Claudio Beauve y Edy Tavares, figuras de sus respectivos equipos, y grandes amigos más allá de la pelota. Su relación se conoce en las redes sociales, donde comparten gustos e inquietudes. Es habitual que uno interactúe en los contenidos del otro, especialmente en asuntos sociales o deportivos. «Admiro de Edy su forma de ser, su personalidad, su pasión por el deporte. Es una gran persona», explica Claudio Beauvue, a quien el compromiso con su club no solo le llevó a recorrer 5.800 kilómetros para regresar de sus vacaciones a A Coruña y jugar aquel partido aplazado a agosto contra el Fuenlabrada, sino también a prolongar su contrato hasta el 2022. Tavares, que llegó al Madrid en noviembre del 2017 tras militar en los Cavaliers de la NBA, renovó hasta el 2024 después de conquistar cuatro títulos (incluidas una Euroliga y dos Ligas) en un año y medio de blanco. El pasado martes volvió a ser decisivo en el sufrido triunfo de su equipo frente al Obradoiro.

Como no podía ser de otra manera en dos atletas de élite, el jugador del Deportivo y el del Madrid de baloncesto se conocieron en un entorno deportivo. En esta ocasión, una cancha de baloncesto. Claudio, que por aquel entonces residía en Madrid, pues jugaba como cedido por el Celta en el Leganés, acudió a ver el encuentro que disputaba Edy Tavares, uno de los grandes pívots del baloncesto europeo, capaz de dominar con puño de hierro la zona desde sus 2,20 metros de altura.

«Nos conocimos gracias a una amiga en común, que me consiguió unas entradas para que mi mujer y yo fuésemos al baloncesto. Allí conocimos a Paola, la novia de Edy, y nos hicimos muy amigos las familias», recuerda el futbolista, para quien el baloncesto se convierte en uno de sus deportes predilectos. No en vano, LeBron James o el malogrado Kobe Bryant figuran entre los protagonistas más repetidos en sus redes sociales, al igual que referentes de la lucha contra el racismo como Nelson Mandela o Martin Luther King. Por su parte, Tavares ha reconocido que hasta los 16 o 17 años siempre jugaba al fútbol. Pero muchas más inquietudes unen la amistad de estos deportistas que proceden de dos pequeños países. Mientras el deportivista nació hace 32 años en Guadalupe, un archipiélago de las Antillas, en el mar Caribe, el jugador de baloncesto del Madrid, de 28 años, vino al mundo en Cabo Verde, un estado isleño frente a las costas de Senegal.