El Liceo desempolva el stick para un inicio de vértigo

Inicia la Liga en Igualada y visitará en la tercera jornada el Palau


Con dos meses de trabajo a sus espaldas, el Deportivo Liceo apura su puesta a punto para afrontar una nueva temporada de la OK Liga que para los colegiales empieza —como no— en Cataluña. Sin jugar un partido oficial desde marzo, el equipo coruñés se reencontrará con la competición este sábado ante el Igualada (20.30 horas) en un inicio de campaña marcado por el tempranero duelo ante el Barça de la jornada 3 en el Palau.

Es solo uno de los muchos condicionantes que tendrá esta temporada, la primera que se desarrollará íntegramente bajo el mandato de la pandemia, pero que arrastra consecuencias de las decisiones tomadas cuando el covid apareció en escena. El coronavirus marca el camino del país desde hace seis meses y el hockey no se escapa de ese sendero. La OK Liga cuenta este año con 16 equipos, dos más tras acordarse que no hubiese descensos pero sí se ejecutasen los ascensos del Mataró y el Vendrell. Algo que supondrá más kilómetros y más gastos para el Liceo en sus obligados viajes constantes a Cataluña. Pero peor todavía, porque la crisis ha golpeado fuerte a las aerolíneas que ahora operan menos vuelos a Barcelona desde Galicia.

Adiós al «play off»

Con todo, el entrenador del Liceo, Juan Copa, no es mucho de quejarse. Aunque sí reconoce que, con la que está cayendo, conseguir patrocinadores «es mucho más complicado que antes».

Si el Liceo ya acabó molesto la pasada campaña con la federación tras la cancelación unilateral del play off, la nueva temporada presenta, otra vez, cambio en su formato. El curso 2020-2021 recupera la Liga regular, desechando las eliminatorias que tan atractiva han hecho la competición en países como Portugal o Italia. Copa explica que el nuevo formato exige empezar a tope desde el primer partido: «Tenemos un inicio importante para el que nos hemos preparado bien en una temporada que se ha decidido no hacer play off y hacerla regular. Ya sabemos que el Barça se va a dejar muy poquitos puntos. Si queremos estar en la parte alta, hay que empezar ganando». El Igualada fuera, Taradell en Riazor y la visita al Barcelona son lo primeros tres compromisos para el conjunto verde. Un inicio con pendiente pronunciada para un grupo que ya ha tenido que vérselas y deseárselas a la hora de encontrar rivales de pretemporada mientras en Cataluña se disputaba la Liga autonómica.

Lo pasado como motivación

«La motivación siempre es importante tenerla. Aceptar lo que pasó, pero no olvidarlo y que nos dé más ganas si cabe para esta campaña». Es la consigna de Juan Copa y sus chicos para este año tras verse privados el curso pasado de poder disputar el título.

Recuerda el entrenador que todos los deportistas quieren «ganar o perder en pista» y confía en lo vivido la pasada temporada no se repita. A lo que habrá que adaptarse es al silencio en las gradas, aunque Copa asegura estar «pendientes de la gente que podamos llegar a meter» en Riazor en un futuro cercano, algo en lo que ya está trabajando la junta directiva del club coruñés.

Dos fichajes para dar el salto definitivo

Juan Copa sabe que la Liga es larga. Todavía más esta campaña. «Tenemos que saber gestionar esas ganas que vamos a tener. Tenemos que ser listos, ser sólidos en los primeros partidos sabiendo que el equipo va a ir a más», explica. En ese «ir a más» será clave la adaptación de las nuevas piezas al grupo. El Deportivo Liceo se ha movido poco, pero bien en este mercado para dar un salto de calidad a un grupo que el curso pasado llegó a obtener diez victorias consecutivas en Liga igualando el récord absoluto de la entidad.

Para lograrlo, el club liceísta se ha traído a A Coruña a dos jugadores contrastados. Un regreso y una apuesta segura. César Carballeira fue el primero en firmar. Se fue hace dos años de la disciplina verdiblanca para ganar experiencia en el Reus y en este 2020 regresa a su casa. El otro es Jordi Adroher, todo un veterano repescado para la OK Liga desde el Benfica portugués.

«César es donde tiene que estar. Es del Liceo desde pequeño y su paso por el Reus le ha venido muy bien y ahora está con nosotros. Es una posición que creo que nos hacía mucha falta. Después hemos conseguido traer a Jordi Adroher que es un jugador muy importante a nivel mundial y que nos va a ayudar muchísimo para aportar esa veteranía que el año pasado nos faltaba. Es un jugador top, acostumbrado a ganar muchos títulos y creo que nos va ayudar muchísimo», explica Juan Copa sobre las incorporaciones para este curso.

En el capítulo de salidas, Facu Bridge y Fabri Ciocale han salido cedidos en busca de los minutos necesarios para su progresión de los que no disponían en A Coruña. La tercera baja es la de Bruno di Benedetto, la pareja de hermanos se separa y Bruno buscará en su nuevo destino el protagonismo que no encontró como verdiblanco.

«Creemos que hemos hecho un bloque fuerte y lo que queda es ordenarlos, juntarlos a todos y desde el sábado ya ir a por todas», dice el técnico, con la menta ya en la pista.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

El Liceo desempolva el stick para un inicio de vértigo