El Dépor y el Compos podrían perder los derechos de comercialización televisiva

La federación logró en el Pacto de Viana la facultad para venderlos y repartir el dinero entre los clubes, y así hará este año con los que no han firmado con ningún operador


Nuevo lío a la vista en las ligas no profesionales. La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) le ha arrebatado los derechos para la comercialización audiovisual a los clubes que compiten en las categorías que tutela tras la firma del Pacto de Viana, que permitió la vuelta de la liga de Primera y Segunda División tras la pandemia. Aquella reunión entre los presidentes de la Liga (Javier Tebas), la federación (Luis Rubiales) y el Consejo Superior de Deportes (Irene Lozano) terminó con las tres partes satisfechas, gracias a la modificación del Real Decreto-ley 5/2015, de 30 de abril, de medidas urgentes en relación con la comercialización de los derechos de explotación de contenidos audiovisuales de las competiciones de fútbol profesional.

Aquel acuerdo permitió al fútbol profesional volver con todas las facilidades posibles por parte del Gobierno y, con ello, salvar su millonario contrato audiovisual, ¿Qué ganó el CSD? Consiguió más dinero. Un fondo extra de 10 millones de euros «para ayudar a los deportistas más vulnerables». ¿Y la RFEF? Entre otras cosas, logró arrebatarle los derechos para la venta de televisión a los clubes de las competiciones que organiza, algo que precisamente se encontraba en aquel momento en litigios judiciales.

En concreto, la federación consiguió modificar el punto 1 del artículo 8, que ahora dice lo siguiente: «La Real Federación Española de Fútbol podrá comercializar directamente los derechos audiovisuales de la Copa de S.M. El Rey, de la Supercopa de España y de las demás competiciones de ámbito estatal que organice, tanto masculinas como femeninas».

Desde el CSD confirman a La Voz la validez legal de esta modificación. «El decreto entró en vigor un día después de la aprobación, otra cosa es que sufra modificaciones, porque está pendiente de convalidación en el Congreso de los Diputados», explica un portavoz a este periódico, refiriéndose a su transformación en Ley, que es lo que se tratará en el Parlamento. «Las modificaciones están en vigor. Luego en el congreso se aceptarán, o no, cambios, pero eso ya dependerá de los partidos», agrega.

En las últimas reuniones en la RFEF, diferentes presidentes de las territoriales trasladaron a los rectores nacionales la preocupación de algunos clubes por este nuevo escenario. No en vano, hay entidades con contratos ya firmados que necesitan saber si pueden contar con ellos, sin penalización a la hora de recibir el resto de subvenciones federativas. Es el caso de cuatro equipos gallegos (Racing de Ferrol, Pontevedra, Coruxo y Celta B). «No va a haber ningún problema». Fue la respuesta de la RFEF, dando a entender que se respetará lo ya firmado, pero cuando venzan los contratos deberán volver al redil.

Más problemas tendrán el Deportivo y el Compostela, que se incorporan esta temporada a Segunda B. La RFEF ya ha iniciado los trámites para sacar a concurso la venta centralizada en la categoría de bronce, el fútbol femenino y el fútbol sala y está a la espera de la autorización por parte de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Un visto bueno del que están muy pendientes en A Coruña. «Estamos valorando todas las alternativas, tanto a nivel económico como de servicio a los aficionados, a la espera de si hay una solución definitiva por parte de la RFEF y el resto de clubes sobre cómo quedará la explotación de derechos tras el RD de mayo», explican responsables del Deportivo a La Voz.

Choque de interpretaciones

Hay que tener en cuenta que el cuadro coruñés es el principal cabeza de cartel de la categoría y en una venta centralizada de los derechos podría salir muy perjudicado con el reparto. Y más aún habiendo otros clubes con contratos ya firmados de antaño.

Más contundentes son en el Compostela, que no aceptan esta potestad federativa e incluso anuncian un preacuerdo con un operador. El presidente Antonio Quinteiro se muestra convencido de que no habrá problemas con la comercialización de los derechos. «Nosotros entendemos que pertenecen a los clubes», asegura. Además, confirma que ha llegado a un acuerdo con la TVG, solo pendiente de la firma, y se muestra confiado en que no habrá problemas para sacarlo adelante.

Todo lo contrario que en la federación, que explicó a La Voz que está segura de que la ley le asiste y pone como ejemplo la gestión de los derechos de la Copa y la Supercopa, que ya están llevando a cabo, y que aparecen en el mismo artículo del RD.

De este modo, todavía se desconoce que cadena o plataforma emitirá los partidos. Ya que una vez que la federación comercialice los de los clubes que todavía no los tienen vendidos, deberá haber una negociación entre televisiones para ver quién emite cada uno de ellos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

El Dépor y el Compos podrían perder los derechos de comercialización televisiva