El Dépor perfila su plantilla para Segunda B con primeras

Beauvue amplía dos temporadas su contrato para seguir en un Deportivo que ya cuenta con diez jugadores que han militado en la máxima categoría


El Dépor, con una afición, un estadio y una ciudad de primera, dispone para su objetivo de retornar a Segunda División de un núcleo de diez futbolistas que han pisado la máxima categoría. Abad (Xanthi griego), Somma (Roma y Empoli), Salva Ruiz (Granada), Bóveda (Eibar, Athletic y Dépor), Bergantiños (Xerez y Dépor), Vicente Gómez (Las Palmas), Agbo (Granada, Rayo, Standard Lieja y Braga), Borges (Saprissa, AIK Solna, Dépor y Göztepe), Keko (Atlético, Valladolid, Catania, Eibar y Málaga) y Claudio Beauvue (Troyes, Bastia, Guingamp, Lyon, Celta, Leganés y Caen) están dispuestos a poner su talento, sacrificio y amor por el club a disposición de todo aquello que requiere el éxito en Segunda B. El delantero guadalupeño, de 32 años y que había llegado a A Coruña procedente del eterno rival céltico en el mercado de invierno, aceptó la propuesta deportivista para renovar por dos temporadas más. Con la camiseta blanquiazul participó en once jornadas y marcó los dos últimos goles de la campaña pasada, los que supusieron la victoria frente al Fuenlabrada.

Concluida la segunda semana de pretemporada, y aún con otras seis por delante antes del arranque previsto del campeonato, la plantilla de futbolistas que se entrena a diario a las órdenes de Fernando Vázquez sigue a medio configurar. Tras los fichajes de Granero y Abad, quienes se sumarán a los entrenamientos a partir de mañana, junto a la ampliación de Beauvue, hay fundadas esperanzas de que la práctica totalidad de esos diez jugadores de Primera vayan a liderar al Dépor de Segunda B. En el contexto de un club, y del fútbol en general, que sufrirá un importante descenso de ingresos, todas las miradas se centran en futbolistas que formaban parte de la plantilla del pasado curso.

Negociación con Vicente

Es el caso de Vicente Gómez, quien dispone de una alta ficha que el club desea rebajar para que siga formando parte del proyecto, y de Mujaid, quien debutó en Primera con el Dépor de la mano de Seedorf. El canterano, por el que no han llegado ofertas y tiene dos años más de contrato, sigue meditando una renovación que, en caso de que acepte, podría impulsar al Dépor a cederlo en préstamo a algún equipo de superior categoría, tal y como señaló Fernando Vázquez el pasado viernes. Salva Ruiz, Bóveda y Keko apuntan a quedarse. Aunque los tres conocen el interés de otros equipos, su intención sigue siendo vestir la blanquiazul para quitarse la espina del descenso.

El próximo en confirmar su continuidad puede ser Uche Agbo, quien ya manifestó su predisposición a seguir en Segunda B. Ahora le queda al Deportivo negociar con el Standard de Lieja belga, dueño de los derechos del nigeriano. Agbo afronta los últimos pasos de su recuperación de la lesión que sufrió en la recta final de la temporada pasada.

Las posibilidades de Queijeiro

Entre los mediocentros con que podría contar el nuevo Dépor se añadió en el entrenamiento del viernes el coruñés Álvaro Queijeiro. La presencia del exfabrilista en la plantilla final está en manos de Fernando Vázquez, aunque jugaría en su contra que tiene 27 años y ya no es jugador sub-23. Cabe recordar que los equipos de Segunda B están conformados por un máximo de 22 fichas, con un máximo de 16 profesionales y 6 menores de 23 años, es decir, nacidos en 1998 o posteriormente.

En el grupo de jóvenes figurarán los exfabrilistas Valín y Gandoy, ya integrantes del primer equipo, mientras el portero Alberto Sánchez y el central Juan Rodríguez alternarán el filial y la plantilla profesional. El delantero Adri Castro, quien el curso pasado militó cedido en el Ourense CF, está convenciendo a Vázquez en esta pretemporada. Así, contará con ficha del Fabril, pero entrará habitualmente en los planes del primer equipo.

El guadalupeño vuelve con la «obligación moral» de ascender

Tras el anuncio de que continuará en la plantilla blanquiazul, Claudio Beauvue comentó en sus redes sociales las razones que le impulsaron a aceptar la oferta del Deportivo. El delantero se manifestó con la obligación moral de ascender al equipo coruñés a Segunda División, después de haber formado parte de la plantilla que no pudo evitar el descenso en el último curso. «Tengo la obligación moral de devolver a este escudo lo que me ha dado en estos últimos meses y luchar por conseguir el objetivo que todo el equipo tiene en mente», escribió el jugador sin nombrar el ascenso.

El atacante guadalupeño indicó que el Deportivo «merece volver cuanto antes a la élite del fútbol» y dijo que los jugadores son «los responsables de conseguir que eso se haga realidad». «Tenemos que afrontar un gran reto y no será tarea fácil. Confío plenamente en que con este equipo y esta afición podemos conseguirlo», arguyó.

Beauvue abogó por encarar el reto del ascenso a Segunda División desde la unidad —«todos juntos», dijo— y añadió a su mensaje un «forza Dépor». El exfutbolista del Celta, que había concluido su contrato tras el cierre de temporada, aunque había acudido a los primeros entrenamientos de pretemporada programados por Fernando Vázquez, se ha vuelto a comprometer con el Deportivo, en este caso hasta el 2022.

Tras la ampliación del contrato del guadalupeño, el Deportivo disfruta de su primer mimbre de ataque para el nuevo proyecto. Hasta ahora en esta demarcación solo el fabrilista Adri Castro y Fede Cartabia, quien está a la espera de conocer su nuevo destino, participaban en los entrenamientos programados por Fernando Vázquez.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos
Comentarios

El Dépor perfila su plantilla para Segunda B con primeras