El Numancia carga contra el TAD e insta a la RFEF a evitar «el atropello que están sufriendo» el club soriano y el Deportivo

La Voz REDACCIÓN

TORRE DE MARATHÓN

GARANLOF

El equipo califica de «aberración jurídica» la resolución emitida por el Tribunal, añadiendo que fue «adoptada con nocturnidad y alevosía»

27 ago 2020 . Actualizado a las 17:09 h.

Tras la resolución emitida el pasado miércoles por el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD), en la que declaraba que el Comité de Competición no podía decidir sobre el posible descenso administrativo del Fuenlabrada, el Numancia remitió este jueves un escrito al Secretario General de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Andreu Camps, en el que critica la decisión tomada por el Tribunal e insta a la Federación a tomar medidas al respecto. 

 «El CD Numancia de Soria, SAD, no sale de su asombro de la resolución dictada por el Tribunal de Arbitraje del Deporte, pero en cualquier caso dicha resolución no resuelve dos cuestiones que afectan a nuestro club», explica el presidente del equipo, Moisés Israel Garzón en el comunicado. El Numancia entiende que esas dos cuestiones que deben resolverse consisten en determinar si «se ha producido una adulteración de la competición por la suspensión de solo un partido de la jornada 42, y no haber jugado todos los clubes con las mismas reglas aprobadas por la competición» y si «se han producido incumplimientos por parte del Fuenlabrada de los protocolos sanitarios de las Comunidades Autónomas afectadas , Madrid y Galicia, y las normas sanitarias del gobierno de España, que han llevado a la adulteración de la competición».

«Sería una aberración jurídica, que el Juez de Disciplina Social de la Liga, que no es Juez como el mismo afirma en su resolución, que no tiene facultad para la práctica de pruebas, como reconoce en su resolución, y siendo un licenciado en Derecho que percibe su compensación económica de La Liga, sea quien resuelva si se ha adulterado la competición o si se han vulnerado las normas sanitarias de las Comunidades Autónomas y del Gobierno poniendo en riesgo la salud de trabajadores del Fuenlabrada, de árbitros, de los empleados de la aerolínea y del hotel, y del resto de ciudadanos de Madrid y A Coruña al existir un brote», continúa el escrito.