El Deportivo exige la paralización de la liga en la justicia ordinaria

TORRE DE MARATHÓN

David Fernandez | efe

El club agotará en el contencioso-administrativo todas las vías y exige de forma cautelarísima que no comience la competición por sus reclamaciones pendientes

28 ago 2020 . Actualizado a las 19:36 h.

El Deportivo iba a llegar hasta el final en la defensa de sus intereses ante el desenlace adulterado de la Segunda División y los últimos reveses no hacen cambiar de estrategia a su consejo de administración. Agotada por ahora la vía de la justicia deportiva, acudirá de forma inmediata a la ordinaria. Se fija como lo más urgente, para mantener sus opciones de competir en Segunda A la próxima temporada, la paralización del inicio de la competición. Un asunto difícil, pero que el club no quiere dar por perdido. Lo exigirá en el contencioso-administrativo, en Madrid. En esa misma instancia tiene más frentes. Desde el Deportivo se siguen con máxima atención también los pasos que da la Federación Española de Fútbol (RFEF) en la justicia ordinaria.

SUSPENSIÓN CAUTELARísima

La liga no puede empezar porque no se falló sobre la adulteración de la competición. El Deportivo pedirá la cautelarísima basado en varios argumentos. De entrada, considera que la adulteración de la última jornada, al no haberse jugado todos los partidos al mismo tiempo el 20 de julio (por un problema ajeno a su responsabilidad en el encuentro ante el Fuenlabrada), puede darle todavía una plaza en Segunda A. Es una obligación derivada de la circular 93 de la RFEF sobre uniformidad de horarios, pero el asunto no figura en la investigación abirta por el juez de disciplina social de la Liga. Como esa irregularidad se reclamará en la justicia ordinaria, y está pendiente de resolución, el club coruñés pide la paralización del inicio del campeonato. Se espera una respuesta a esta petición en un plazo de «cuatro o cinco días», según comunicó ayer Óscar Rama. También añadirá que la discrepancia sobre el conflicto de competencias entre el Comité de Competición de la RFEF y el juez de la Liga no está resuelta, pues será la Federación la que la recurra, pues el Deportivo no puede hacerlo, al no ser parte en este tema. Entiende que Competición (o en su caso Apelación) le darán la razón en el expediente extraordianrio que contempla el descenso del club madrileño y la consiguiente permanencia del equipo coruñés, y que podría considerarse finalmente su competencia para resolver las irregularidades derivadas del caso Fuenlabrada (comunicación de positivos, viaje, ausencia de médico en la expedición...). El consejo de administración blanquiazul recuerda que la adulteración de la competición viene recogida en el informe del instructor federativo, y que la RFEF debería continuar con el procedimiento de Competición por si finalmente se le declarase competente.

JUEZ DE DISCIPLINA SOCIAL

Un archivo contra el que el club coruñés ya recurrió. El Deportivo, hace días, ya recusó al juez de disciplina social de la Liga, Manuel González Rivero, y también recurrió ante el TAD sobreseimiento que el órgano interno de la patronal decretó del caso Fuenlabrada. Es otro de los argumentos del club blanquiazul para pedir la suspensión cautelar del inicio de liga. Porque esa vía del juez de disciplina social tampoco está agotada.