Un auto judicial cuestiona la actuación policial en la detención de Álex Bergantiños

Recoge que se han malgastado recursos públicos en un asunto sin relevancia


La sorprendente detención de Alex Bergantiños el pasado miércoles después de que se filtrara un audio suyo dirigido a sus compañeros ha llegado a los juzgados de A Coruña.

La detención policial, el mismo día que figura en la fecha de formulación de la denuncia, no solo ha causado extrañeza a la ciudadanía, en general, sino también en el juzgado de A Coruña al que llegó el caso.

De esta manera, un auto emitido la pasada semana cuestiona la actuación policial por haber llevado a cabo la detención basándose en un simple audio de wasap de Álex Bergantiños a sus compañeros de equipo en el que no hay evidencia alguna de manipulación de ningún partido. Lo contrario a lo que llegaron a insinuar tanto el Fuenlabrada, que anunció una denuncia ante Fiscalía, como la Liga, que lo hizo ante la policía. 

Por este motivo, el citado documento recoge que habría que tener más cuidado a la hora de utilizar los recursos públicos y no malgastarlos en asuntos sin relevancia como este.

Este auto judicial no viene sino a refrendar la sorpresa manifestada desde diferentes estamentos ante la celeridad mostrada desde Madrid a la hora de enviar a dos agentes hasta A Coruña apenas unas horas después de que trascendiera la filtración del audio.

El wasap que derivó en la denuncia por parte de la Liga contra Álex Bergantiños salió a la luz el pasado martes al filo de las siete de la tarde. Solo 16 horas después, el capitán del Deportivo era detenido en las inmediaciones de su domicilio y en presencia de su familia.

Además, la fecha que figura en la denuncia presentada es la misma del día de su detención. Esto significa que, como mucho, solo pudieron pasar 11 horas desde que un representante de la Liga acudió a la Comisaría General de la Policía Judicial hasta que fue apresado. Un tiempo que, algunas fuentes policiales consultadas por La Voz de Galicia calificaron de «récord». Hay que tener en cuenta que en ese período tuvo que tramitarse la documentación, un superior hubo de dar la orden de desplazamiento a dos agentes del Cenpida (Centro Nacional de Policía de Integridad en el Deporte y Apuestas) y estos cubrir los seiscientos kilómetros que hay entre Madrid y A Coruña.

El mismo miércoles, en el propio cuartel de Lonzas de A Coruña, se respiraba un enorme asombro por la rapidez con la que se había producido todo el proceso, teniendo en cuenta que no había ninguna vida en peligro ni la magnitud del supuesto delito que se investigaba era tal que requiriese la actuación urgente. Y es que, teniendo en cuenta la distancia entre la capital de España y la herculina, la opción más probable es que los policías tuvieran que iniciar el desplazamiento antes de las cinco de la mañana, regresando tras el interrogatorio realizado a Bergantiños. Todo ello sin que en A Coruña hubiese constancia de la operación que se había iniciado hasta esa misma mañana.

Tras aquella detención, el futbolista blanquiazul fue puesto en libertad sin cargos y ahora este auto judicial cuestiona una actuación policial sobre la que hasta la alcaldesa de A Coruña, Inés Rey, había mostrado su sorpresa el mismo día del apresamiento del futbolista.

El ex número 2 de la policía, que en su día condecoró a Tebas, detrás de la denuncia

La denuncia de la Liga contra Álex Bergantiños se produjo horas después de que Fernando Vidal, presidente del Deportivo, anunciase que pediría al CSD la inhabilitación de Javier Tebas. Dieciséis horas después llegaba el apresamiento del capitán como consecuencia de una denuncia firmada por Iñaki Arbea, responsable de Integridad de la asociación de clubes.

El director del departamento al que pertenece Arbea, según la propia web de la Liga, es Florentino Villabona, un excomisario de policía elegido por Javier Tebas en junio del 2018 para sustituir a Alfredo Lorenzo, cuando este cambió la Liga por la federación española de fútbol. En el momento de fichar por la asociación de clubes y sociedades anónimas deportivas, el expolicía llevaba unos meses jubilado, tras haber llegado a ser Director Adjunto Operativo (DAO) con Juan Ignacio Zoido al frente del ministerio del Interior. 

Antes de llegar a ser el número 2 de la policía nacional, Florentino Villabona ocupó el cargo de comisario general de Seguridad Ciudadana. Durante este período, según publicó El Plural en enero del 2017, el ahora director de Integridad y Seguridad de la Liga dirigió a los antidisturbios en varios conflictos sociales como dos huelgas generales, las concentraciones de Rodea el Congreso, las Marchas de la Dignidad y varias movilizaciones estudiantiles.

Fue durante ese período también cuando impuso a Javier Tebas la medalla al mérito policial. Así lo recogía en febrero del 2016 la propia web de LaLiga: «En el acto de carácter privado que ha tenido lugar en la Comisaría General de Seguridad Ciudadana, Florentino Villabona, comisario general, ha hecho entrega de esta condecoración que reconoce la labor de LaLiga en defensa de la seguridad y la integridad en el deporte». Un reconocimiento a la labor de un departamento que tiempo después acabaría dirigiendo. Hasta la actualidad, en la que sigue al frente de esta división, responsable de la denuncia interpuesta contra Álex Bergantiños.

Esta acusación formulada en una comisaría de policía está firmada por Iñaki Arbea, otro expolicía nacional. Tal y como publicaba Noticias de Navarra en el momento de su nombramiento, uno de los ahora responsables de integridad fue jefe del grupo de delitos económicos de la Policía Nacional en Navarra,lo que lo llevó a convertirse en principal investigador a las órdenes del juez instructor, Fermín Otamendi, del caso de los amaños de los que se acusa a exdirectivos de Osasuna en la temporada 2013-14.

Bergantiños a Praena: «Muchas gracias de parte de mi familia»; la respuesta del presidente: «Preocúpate de cuidar bien tu vestuario»

Alexandre Centeno

El presidente del Fuenlabrada increpó al capitán blanquiazul después de que este tuviera un desencuentro con Sandoval y varios jugadores protagonizaran dos tanganas

Hacía algo más de media hora que el partido había concluido cuando Álex Bergantiños se dirigía hacia la salida del estadio. En ese instante, ante sí emergió la figura de Jonathan Praena. En solo unos segundos, por la mente del capitán del Deportivo pasó, de forma fugaz, la mañana del miércoles. Tres horas en apenas un cuarto de minuto. La detención delante de su domicilio con su familia viéndolo. El interrogatorio. Verse señalado. Y fue entonces cuando el de la Sagrada Familia no pudo contenerse: «Muchas gracias de parte de mi familia por lo que me habéis hecho», le espetó al dirigente madrileño.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Un auto judicial cuestiona la actuación policial en la detención de Álex Bergantiños