Semana clave para el futuro de Javier Tebas y del Deportivo

El CSD debe pronunciarse sobre la inhabilitación del presidente de la Liga


El futuro de Javier Tebas y del Deportivo podría decidirse en los próximos días. Tres semanas después de que estallara el caso Fuenlabrada, el presidente de la Liga está ante su momento más crítico desde que dirige la asociación de clubes. Por su parte, la entidad blanquiazul aguarda diferentes resoluciones que le permitan mantenerse en Segunda División de cara al próximo ejercicio.

De momento, la pelota está en el tejado del Consejo Superior de Deportes, que debe pronunciarse sobre la petición del club coruñés y del Numancia de inhabilitar a Javier Tebas.

Diversas fuentes apuntan a que hoy podría ser una jornada clave para que Irene Lozano, presidenta del CSD, dé un paso al frente y atienda la petición de ambos clubes.

Nueve son las infracciones que el Deportivo y el Numancia consideran que ha incumplido Javier Tebas y que son, cuando menos, motivo de la apertura de un expediente disciplinario por parte del Consejo Superior de Deportes.

Responsable del viaje

La primera de todas es que él mismo reconoció que la responsabilidad del viaje del Fuenlabrada a A Coruña el pasado 20 de julio había sido suya. Así lo asumió a través de un mensaje en su cuenta personal de Twitter el día 26: «Queridos directivos, jugadores, técnicos, empleados... del Fuenlabrada, seguisteis todas las instrucciones que os dio LaLiga, el único responsable de viajar a A Coruña soy yo, quien tomó la decisión. Nadie más», escribió con motivo de la supuesta renuncia de la entidad que preside Jonathan Praena a disputar el play-off de ascenso: «El fútbol os debe una. Ánimo, esta oportunidad llegará», apostilló.

Por este motivo, la consellería de Sanidade de la Xunta de Galicia ha propuesto sendas sanciones para la Liga y para el Fuenlabrada de 360.000 euros.

El CSD podría adoptar también medidas dada la imprudencia cometida por el dirigente, que asume su responsabilidad en el viaje.

Abuso de autoridad

El Deportivo entiende que el presidente de la Liga fue más allá de lo que el cargo le permite al decidir la suspensión del partido de Riazor y no del resto de la jornada, alterando así el horario unificado tal y como indica la circular 93 de la federación española.

También le achacan sus manifestaciones públicas en contra de la Liga de 24 sin haber consultado previamente con los órganos de la Liga, con lo que entienden que se produce otro abuso de autoridad.

En el primero de los casos no parece que esto sea así, toda vez que la decisión no fue exclusiva de la Liga, sino tomada en consenso con la federación española y el visto bueno del Consejo Superior de Deportes.

Sin embargo, si el club coruñés consigue demostrar que hubo algún abuso de autoridad, Tebas habría infringido el artículo 76.1 a de la Ley del Deporte 10 / 1990, de 15 de octubre, que dice: «1. Se considerarán, en todo caso, como infracciones muy graves a las reglas de juego o competición o a las normas deportivas generales, las siguientes: a) Los abusos de autoridad».

Conflicto de interés

Hace un año, tras el ascenso del Fuenlabrada a Segunda División, Javier Tebas informó, primero al Órgano de Cumplimiento Normativo y, posteriormente, a la Comisión Delegada de un posible conflicto de intereses, al ser su hijo secretario del consejo de administración del club y asesor jurídico del club madrileño.

Se acordó entonces que, ante cualquier postura que afectara al Fuenlabrada, él debía delegar en un vicepresidente o un director general, tal y como recoge el artículo 33 j de los estatutos de la propia patronal del fútbol español.

Un año después, así lo hizo una vez que estalló el caso Fuenlabrada. Sin embargo, primero intervino en la decisión de suspender solo el partido de Riazor, lo que, sin duda, suponía un beneficio para el club madrileño. De esta manera, estaría infringiendo el artículo 3.3.6 del código ético de la Liga, lo que llevado a la Ley del Deporte se considera como una falta muy grave, recogida en el artículo 76. 2. a

Situar al Elche en «play-off»

Otra de las irregularidades que el Deportivo y el Numancia entienden que ha podido haber cometido Javier Tebas es la de actuar de forma negligente al conceder al Elche un puesto en el play-off de ascenso que, finalmente, el Comité de Competición no aceptó y obligó a que se jugase el Deportivo-Fuenlabrada.

En su día, La Liga pidió al órgano federativo que diera por perdido el partido al equipo madrileño y que situara al ilicitano en la lucha por el ascenso.

Medidas cautelares

Aunque el fin del Deportivo es conseguir la inhabilitación de Tebas, la entidad que preside Fernando Vidal entiende que una medida así puede necesitar de un tiempo prudente antes de ser tomada. Por este motivo, pide al CSD, «la suspensión inmediata de forma cautelar y profesional» del dirigente de origen costarricense.

La motivación de esta medida cautelar está en que, según sostiene el Deportivo, se están generando «daños y perjuicios» al fútbol español que «se incrementan día a día, son de difícil reparación y están teniendo efectos muy negativos en la industria del fútbol tanto a nivel nacional como internacional».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
19 votos
Comentarios

Semana clave para el futuro de Javier Tebas y del Deportivo